Harvard y el MIT pidieron a la justicia anular la reciente restricción de visas para estudiantes extranjeros

- Buscan poner frenar decisión del gobierno de prohibir la permanencia en el país de estudiantes que no reciban clases presenciales.

La Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) pidieron este miércoles a una corte federal que bloquee temporalmente una norma gubernamental que prohibiría a los estudiantes extranjeros permanecer en Estados Unidos si sus universidades no celebran clases presenciales.

El presidente de Harvard, Lawrence Bacow, dijo en un correo electrónico enviado el miércoles a su comunidad educativa que “presentamos alegatos junto al MIT en el tribunal de distrito de Boston para buscar una orden de restricción temporal que prohíba la aplicación de la normativa”.

«Seguiremos con este caso vigorosamente para que nuestros estudiantes internacionales -y los estudiantes internacionales en instituciones de todo el país- puedan continuar sus estudios sin la amenaza de la deportación», agregó.

La decisión de Harvard y el MIT, dos de las universidades más elitistas del país, llega dos días después de que el gobierno del presidente Donald Trump emitió una orden que podría obligar a decenas de miles de estudiantes extranjeros a irse si sus centros educativos dan todas sus clases por internet.

La agencia de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) fue la encargada de emitir las nuevas normas el lunes. Los estudiantes con visados de tipo F-1 y M-1 existentes que deseen permanecer en Estados Unidos deben transferirse a una escuela con instrucción presencial o asistir a una institución que ofrezca aprendizaje a distancia y en campus, según la agencia de inmigración. De lo contrario serán considerados ilegales y podrían ser deportados.

Harvard había anunciado que dará todas sus clases por internet el próximo otoño boreal.

El anuncio gubernamental sorprendió a las instituciones académicas, que están lidiando con los desafíos logísticos de reanudar de manera segura las clases mientras la pandemia del coronavirus sigue activa en todo el mundo y repunta con fuerza en Estados Unidos.

“La orden llegó sin aviso. Su crueldad solo es superada por su temeridad”, dijo Bacow en su correo electrónico. “Parece que fue diseñada a propósito para presionar a colegios y universidades a que reabran sus clases presenciales en los campus este otoño, sin importar la preocupación por la salud y la seguridad de estudiantes, instructores y otros”.

Hay más de un millón de estudiantes extranjeros (5,5% del total) en colegios y universidades estadounidenses, en su mayoría provenientes de China, India y Corea del Sur, y muchas instituciones dependen de los ingresos generados por estos alumnos, que pagan a menudo la matrícula completa.

Harvard y el MIT tienen juntos unos 35.000 alumnos, unos 9.000 de ellos extranjeros.


(Tomado de infobae. Com – Con información de Reuters, Bloomberg y AFP)

Deja tu Opinión :

Lo último en Internacionales