Las antenas NO son 5G, el transmisor/receptor sí

"Antenas" 5G - la verdad Parte 3 de 5

Las antenas son por lo general un pedazo de alambre o un tubo de aluminio o una placa de metal, no es una cosa de otro mundo, varían de forma y tamaño según la frecuencia que piensas usar, es decir para que la vas a usar.

Donde vivo, un tipo que quería vender Internet a sus vecinos vino a consultarme, le di una lista de lo que necesitaba dándole una explicación de cómo íbamos a usar esos componentes, se fue a Lima y volvió con unos Access Points caros que había comprado ya que por la compra de dos equipos le regalaban una «súper» antena direccional de 1.80 de altura, yo me moría de la risa ya que una buena antena direccional para Internet mide unos 20 centímetros, la ignorancia te hace pagar piso; algunos se ofenden por el uso de la palabra ignorantes, pero todos somos ignorantes de algo.

Es más, tú puedes transmitir Internet a 10 kilómetros de distancia con un enchufe de dos puntas que usas para tus artefactos eléctricos como una plancha o tu televisor, solo basta que le pongas un reflector y listo; al que guste le puedo enseñar, basta con que me visiten luego de la cuarentena.

Las antenas emiten su señal de diferentes formas o patrones, es por eso que los conocedores del tema cuando usan o experimentan con una antena se fijan mucho en este detalle. Como señalé en un artículo anterior, es muy raro que la señal se refleje en la parte de abajo de la torre donde está montada la antena.

El día de ayer hablaba con un muchacho que para vender señal de Internet usa antenas tipo sectoriales, pero ignoraba que esas antenas tienen un buen alcance y un buen patrón de emisión de señal, pero que no servía para enviar el Internet a casas lejanas; para esos casos se usan las llamadas antenas «direccionales». Si tú quieres enviar una señal de Internet o cualquier otra a un amigo que vive un par de kilómetros hacia el norte, tienes que apuntar la antena direccional hacia el norte. ¿Puede una persona que vive en el sur captar la señal? Si, algunas antenas irradian una porción de señal hacia la parte de atrás, pero no con mucha fuerza, una persona que vive en el oeste (de tu casa, no en USA) puede captar tu señal, pero va a ser de baja calidad y baja potencia, es por eso que cuando contratas Internet inalámbrico la señal se va y viene, eso es por mal uso de antenas.

Por eso, cuando yo instalaba un array de antenas no las ponía a la misma altura, cada una estaba orientada hacia un punto cardinal, pero a diferentes alturas para que la señal reflejada hacia atrás no «estorbe» la señal de la otra antena.

Los gringos dicen desde hace muchos años atrás… si tienes 100 dólares, gástate 10 en el transmisor y 90 en la antena. En Perusalén sucede lo contrario, tratan de comprar la antena más barata. Yo a mis clientes les digo que si me compran un palo de escoba como antena yo la instalo, pero que después no me reclamen si la señal es pésima, yo garantizo al 100% mi trabajo si me dan lo que pido.

En el caso del muchacho que mencionaba, lo ideal es usar las sectoriales para el barrio donde está la antena y que use un par de antenas direccionales para enlazar los dos barrios, y del receptor del otro barrio saca esa señal y la inyecta a unas sectoriales y sus clientes van a saltar de la alegría.

Cuando en los distritos de Ica no había señal de Internet, yo he enviado señal desde el centro hacia casi todos los distritos ubicados hasta a 15 kilómetros de distancia con antenas de más de un metro de ancho; eran otras épocas, ahora hay antenas de 25 centímetros que te permiten enviar la señal a 30 kilómetros de distancia y sin problemas, es más… tienen incorporado un sistema que te permite saber -mediante luces LED- si está bien orientada hacia la otra antena. Hace unos 20 años atrás teníamos que trepar 30 metros con un espejo para que, a la distancia, el otro «torrero» viera donde estaba la antena transmisora; yo nunca he usado ese método, yo me compraba un mapa de la localidad y con una brújula era más que suficiente. He colocado Internet en muchos departamentos del Perú y hasta en Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, y, como por allí mencioné, no soy un «curioso», tengo certificación de la D-Link.

Algo que al principio los va a asustar, pero no tienen por qué:

Si usted subía en Ica al «Cerro Prieto», donde estaban las antenas de los canales de televisión, y llevaba consigo un tubo fluorescente, este se encendía y eso es por la radiación que emiten las antenas.

¿Causan daño todas las antenas?

En mayor y menor grado sí, pero es como el agua, el aire y los alimentos que ingerimos, siempre tienen algo que hace daño, pero la cantidad que absorbes no es tan significativa como para causarte daño.

Justamente por eso las antenas de telefonía celular están o deben de estar a 30 metros de altura a más, y es preferible tener un montón de antenas dentro de la ciudad ya que, a mayor cantidad de antenas, la distancia entre una y otra es menor y al ser menor la distancia se necesita menos radiación para poder llegar a la otra antena, lo cual se traduce a una menor exposición de los transeúntes a esas radiaciones.

Y no… Ninguna antena amplifica o transmite o crea bacterias o virus.

Leonardo Donaire Perales

«Dr. Software»

www.hacha.org

Deja tu Opinión :

Lo último en Columna