/

Congresista Gilbert Alonzo pide mantener la calma: “Son momentos difíciles”

Comenzar

“Yo entiendo a la población, que hay muchas necesidades, sobre todo económicas; hay familias que no tienen ya casi nada para comer, pero mantengamos la calma. Nada ganamos con violentar las disposiciones, muy al contrario nos exponemos al peligro con consecuencias graves, donde hasta podríamos perder un familiar porque el sistema de salud ha colapsado totalmente en todo el país y el Comando Covid en Ica

no puede hacer más, no necesariamente porque no quiera o no haya podido sino porque el Estado no ha cumplido con transferir totalmente el presupuesto de S/ 42´755,000.00 que asigno para la contención del Covid-19 en la región Ica, solo se ha trasferido S/ 4´000,144.00 y con ese presupuesto irrisorio poco se puede hacer para combatir la pandemia. Eso no solo sucede en Ica, sino es en todo el país”, manifiesta claramente el congresista por Ica Gilbert Alonzo, tratando de apaciguar a la población.

“La región ya no tiene pruebas rápidas, de las 5 mil que enviaron ya no hay ninguna, en una reunión de trabajo con el ministro de Salud se solicitaron al equipo técnico, pero, luego de tres horas, nuestras propuestas no fueron escuchadas, pues según ellos tienen su propio plan de mitigación, por lo que Ica se encuentra abandonada, propensa a todo, porque el Estado no puede cumplir. Hace 15 días lo dije y me calificaron de alarmista; las cosas hay que decirlas por su nombre, sin maquillajes”, enfatizó Alonzo.

El primer reclamo violento por las pruebas rápidas se dio en el Penal de Cachiche, lo que no ha tenido solución y no se puede realizar las pruebas hasta hoy. Enterado de la situación, el congresista se entrevistó con el director del Penal, quiso ingresar, pero no lo permitieron porque el Penal no tenía implementos de protección personal y era un grave riesgo; el director le informó que hasta ese momento -28 de abril- habían recibido solo 20 pruebas rápidas, de los cuales dieron positivo seis internos, otros seis ya estaban internados en el Hospital Regional, más dos trabajadores del Inpe. De ello se informó a los ministerios de Justicia, Salud e Interior, así como a la Diresa Ica, y hasta ahora no hay respuesta. “Imagínese esos seis internos a cuántos ya habrán contagiado y como estarán; no hay más información porque cambiaron a Gerson Villar como jefe del Inpe y allí quedó todo”, sostuvo.

Para el congresista Alonzo las cifras de fallecidos no serían reales, pero no porque se estén escondiendo, lo que pasa es que en muchos distritos del país hay fallecidos por el virus, pero se desconocen porque allí no llegan los datos estadísticos, están alejados, la Diresa no llega, los sepultan casi en el anonimato porque no hay personal ni tiempo para averiguar; igual sucedería a nivel nacional, por lo que tiene dudas sobre lo que se publica. “No son reales”, dijo.

Consultado sobre si con la ampliación de la cuarentena se podría generar una rebelión ciudadana por querer alimentarse, Gilbert Alonzo dijo que “ya estamos en una anarquía social, pero pacifica, todos hacen lo que desean, ya sea porque necesitan trabajar o cobrar los famosos bonos que llegan a cuentagotas; ojalá no se llegue a la anarquía violenta, seria peligrosísimo”.

Todo esto estaría pasando porque los municipios y Gores no están a la altura de las circunstancias, en estas instancias hay improvisación, ineficacia, desconocimiento de cómo repartir apoyo social, porque es un caso inédito, que no se ha dado en años. Si hay un desborde, el Gobierno a quién le va echar la culpa, si tiene facultades ejecutivas para manejar y controlar el sistema de salud, economía y orden interno.

Para ayudar a la gente más necesitada el congresista propone dar canales de escape a estas personas, sobre todo por alimentación. Seria urgente reactivar los comedores populares que tanto ayudaron en el pasado, deberían reactivarse para que den asistencia a los más necesitados, niños y ancianos; por ejemplo, utilizar los alimentos no distribuidos de Qali Warma que, en grandes cantidades, están a punto de vencerse; hay insensibilidad en las autoridades de ese sector, prefieren que se pierda porque tienen miedo de salir a enfrentar su trabajo y contagiarse, no son ejecutivos.

Esta plenamente comprobado que los mercados son grandes focos de contagio, pero no podemos hacer nada porque no hay pruebas rápidas, mientras tanto sus clientes corren el riesgo de contagiarse, por lo únicamente nos queda protegernos al máximo para evitar el contagio, por ello es urgente el extremo cuidado para contrarrestar la improvisación del Estado y mantener la calma en estos momentos difíciles. Desesperándonos no ganamos nada, perdemos más.

Cabe señalar, asimismo, que Gilbert Alonzo -a través de su persona y la bancada de Fuerza Popular- ha puesto en consideración del Congreso que el 10% del presupuesto del canon Minero, que era netamente para obras, pasen como presupuesto al sector Salud de las regiones, porque ellos conocen mejor sus necesidades, esto previa fiscalización. Necesitamos más salud y no tanto cemento.

Deja tu Opinión :

Lo último en Locales