Siverio Cueto Urbano lleva 20 meses realizando labor comunitaria ad honorem

Comenzar

«Donde haya un peligro que eliminar, ahí estoy yo», empezó diciendo Ángel Siverio Cueto Urbano, un ilustre ciudadano que destaca por su alto espíritu de servicio a la comunidad.

A pesar que no es chinchano de nacimiento, pero tiene una familia formada en esta bendita tierra, Ángel cuenta con mucha nostalgia qué lo motivó iniciar esta labor en las calles. «En realidad fui testigo del choque entre una mototaxi con un auto tico, por evitar ambas unidades un bache en la pista. De la mototaxi bajó muy asustada una señora con su bebe en brazos, ¿imagínese qué desgracia pudo haber ocurrido de haber -ambos vehículos- volcado por sortear estas grietas?».

Desde aquel día, este buen hombre, sin ningún interés político o sacar beneficio del mismo, empezó a recorrer las calles -hasta el día de hoy- identificando primero los riesgos e imperfecciones en las pistas, luego regresaba al lugar y con pala, balde y agua en mano, se encargaba de tapar esos huecos con materiales alternativos, como salitre y en algunas ocasiones cemento.

Este gesto ha sido bien recibido no solo por los amigos del volante, sino también por toda la comunidad chinchana, ya que sin ser autoridad ni tener millonarios presupuestos del erario nacional, este buen hombre realiza labores que en realidad les corresponde ejecutar a nuestros gobernantes.

Este alto espíritu de servicio a la comunidad fue reconocido últimamente por el programa televisivo local que conduce Luis Crisóstomo, el cual le otorgó un pergamino en una ceremonia especial dedicado a los personajes del año.


Marcos Pachas

Deja tu Opinión :

Lo último en Regionales