Default thumbnail

UN PUNTO DE VISTA : |¿Qué ocurre en Ica?

Comenzar
Por: Raúl Bravo Sender

Pareciera que las autoridades en Ica se encontraran en piloto automático. Pues, ¿cuál es el balance de sus respectivas gestiones a poco más de un año de haber asumido sus cargos? ¿O es que acaso faltan estrategias de comunicación con la comunidad de los logros sus respectivas gestiones?

La región Ica con sus cinco provincias tiene el potencial para convertirse en un polo de desarrollo de la zona centro sur del país. Aquí se desarrollan las principales actividades económicas, como: minería, pesca, agroexportación, industria, comercio, turismo.

Si bajo el régimen de economía social de mercado contenido en la Constitución, el desarrollo económico corresponde al sector privado, entonces, ¿cuál es el rol del Estado en el proceso de dicho desarrollo económico? Y, concretamente en la región Ica, ¿qué papel deben desempeñar tanto el gobierno regional como los gobiernos locales?

El gobierno regional de Ica debe articular políticas públicas para crear las condiciones físicas de infraestructura y de esa manera los agentes económicos del mercado puedan operar eficaz y eficientemente. Principalmente, debe avocarse en el acondicionamiento territorial y el aprovechamiento de los espacios productivos, zonificando a la región por actividades económicas y poniéndolas en valor para que sean atractivas a la inversión privada, mediante concursos y contratos de concesión.

La inversión pública, bajo el principio de subsidiariedad que rige en nuestro régimen económico, no debe darse para la realización de actividades económicas por parte del Estado. Es la empresa privada la encargada de ello.

Es cierto que somos un Estado unitario. Y en tal sentido, del gobierno central emerge para toda la periferia un único marco jurídico que rige todas las actividades económicas. Pero no menos cierto es que los gobiernos locales gozan de autonomías para la regulación de dichas actividades, dado que son los promotores –en primera instancia- del desarrollo económico local.

Es necesario que las cinco municipalidades provinciales de la región Ica, con sus respectivos distritos, articulen políticas públicas para lograr tal objetivo, pues no bastan las condiciones de infraestructura que debe procurar el gobierno regional, sino que se requiere de un marco legal e institucional que le brinde seguridad jurídica y estabilidad a la inversión privada, reduciendo así los costos de transacción para la viabilidad y rentabilidad.

Pero los vecinos de la comuna pagamos arbitrios por una serie de servicios que brinda el gobierno local. En el caso de la Municipalidad Provincial de Ica ¿está cumpliendo con la debida prestación, y de calidad? ¿Qué ocurre con los parques y jardines, la seguridad ciudadana, la limpieza de la ciudad, el recojo de basura, el alumbrado público, el mantenimiento de las pistas y veredas, entre otros?

Es así que, ante la inoperancia de los gobiernos locales, la ciudadanía se organiza para proveerse a sí misma de dichos servicios. Los vecinos lotizan y toman posesión de los parques, asumiendo cada uno el cuidado de su porción. Contratan guardias de seguridad, colocan tranqueras y casetas de control en sus cuadras. Le pagan a los tricicleros para que se lleven sus bolsas de basura, quienes terminan arrojándolas en el río o más allá. Le pagan un sencillo a quienes ingeniosamente parchan (temporalmente) los huecos de las pistas.

Por ello, las autoridades y funcionarios que asumen gestiones regionales y municipales, deben saber a lo que se meten, para que después no estén haciendo papelones, desatiendo las necesidades de los vecinos, quienes finalmente asumen los costos.

Deja tu Opinión :

Lo último en Columna