Docentes harán evaluación cualitativa de escolares

– Minedu extenderá calificación por competencias a toda la secundaria.

El Ministerio de Educación (Minedu) extenderá este año a toda la secundaria la evaluación cualitativa basada en las competencias de los estudiantes, la cual se expresará en letras (AD, A, B, C) en vez de la escala vigesimal del 0 al 20.

Esta evaluación ya se aplica en los niveles Inicial y Primaria, pero desde este año se ampliará progresivamente hasta 5° de Secundaria, en colegios públicos y privados de todo el país, informó la viceministra de Gestión Pedagógica del Minedu, Patricia Andrade.

A diferencia de la calificación con números, la evaluación cualitativa (formativa) permite al estudiante identificar sus fortalezas y dificultades, lo cual le ayudará a desarrollar su autonomía y responsabilidad. Esta evaluación no es memorística, no prepara al alumno para el examen, sino que es permanente; lo reta a seguir mejorando sus aprendizajes.

Al docente, le ayuda a mejorar su práctica y a tomar decisiones de manera oportuna para elegir mejores estrategias de enseñanza, mientras que a los padres de familia les permite conocer en qué y cómo tienen que apoyar a sus hijos para que desarrollen las competencias esperadas.

«No estamos cambiando las cosas, sino continuando con la reforma comenzada en el año 2005 cuando se empieza a hablar del enfoque de competencias, es decir que los estudiantes no acumulen información (educación memorística) sino sepan cómo usarla en la vida cotidiana. En el 2008 la evaluación cualitativa entra al Currículo Escolar pero de manera muy tímida y ahora se ampliará a la secundaria, pero haciendo una actualización de la norma».

Andrade agregó que en los últimos tiempos la población peruana ha sido testigo de una crisis de institucionalidad y del descrédito de diversas autoridades, todo lo cual, anotó, interpela directamente a la educación y «hace que nos preguntemos para qué vamos al colegio».

Por ello, dijo, el Currículo Escolar busca educar para ser mejores personas y construir un mejor país, para aplicar lo aprendido sobre los huesos en el cuidado de nuestro cuerpo o usar la historia para evitar un conflicto armado, pero, además, para comprometernos con el bien público, para preocuparnos por el otro, para indignarnos y tener capacidad de respuesta frente a la corrupción o a la discriminación.

Tras señalar que las capacidades de las personas no se evalúan simplemente con números sino como «progresos a lo largo de ciclos de enseñanza», Andrade destacó que este tipo de evaluación también permitirá al estudiante egresar de la escuela sabiendo cuáles son sus mayores fortalezas y así ir más seguros a la educación superior.

Deja tu Opinión :