Gobierno de Colombia declara alerta militar ante amenaza de paro armado

Las fuerzas militares y de policía están en alerta en Colombia ante el anuncio de los rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de realizar un paro armado, que pretende impedir bajo amenazas la movilización en el país, anunció el gobierno este lunes.

«Todas las unidades del país están en máximo grado de alerta para atender cualquier requerimiento de protección de la ciudadanía», dijo el ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo, en respuesta al desafío lanzado por el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

En un comunicado difundido por el comandante Uriel en sus redes sociales, la organización de ultraizquierda señaló que impondrá un «paro armado en el territorio nacional de 72 horas» a partir del 14 de febrero.

Reconocida como la última guerrilla activa en Colombia, el ELN cuenta con unos 2.300 combatientes y opera en el 10% de los 1.100 municipios del territorio, según cifras oficiales y de organizaciones independientes.

El 45% de su pie de fuerza (unos 1.100 rebeldes) se refugia en Venezuela, informó en pasados meses el general Luis Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares de Colombia.

El ministro de Defensa remarcó que las autoridades «van a responder con la firmeza adecuada y legítima, y con todo rigor, ante las amenazas de estos terroristas».

Sin embargo, no se ha informado oficialmente de movimientos especiales de tropas o de un acuartelamiento de primer grado, una figura que obliga a los batallones a presentar disponibilidad absoluta ante eventuales problemas de orden público.

‘Chantaje al gobierno’

A lo largo de su lucha armada, que financia con secuestros y el impuesto a narcotraficantes, entre otras fuentes, el ELN ha anunciado paros similares, aunque su impacto nunca ha alcanzado a todo el territorio.

«Acatar esta orden de no movilizarse por las rutas de transporte durante las 72 horas de paro armado es lo más conveniente para la población, ser prudentes y mantenerse en sus viviendas evitará lamentar consecuencias»,  dijo en su mensaje.

De su lado, el ministro de Defensa enfatizó en que las autoridades no van a permitir «que estos criminales vengan a chantajear al gobierno con terrorismo y ataques a la población civil y a la infraestructura».

Deja tu Opinión :