Senado absolvió a Donald Trump de dos cargos imputados

– El resultado era esperado dada la mayoría republicana en el Senado.

Tal y como se preveía, el senado de los Estados Unidos votó este miércoles la absolución en el juicio político del presidente Donald Trump. El resultado de la votación de los dos cargos de los que había sido acusado -abuso de poder y obstrucción al Congreso- difirió: el primero terminó con 52 en contra y 48 a favor, debido a que el republicano Mitt Romney votó por condenar al Presidente, lo mismo que todos los demócratas en el recinto. El segundo, en tanto, culminó con 53 votos en contra y 47 a favor.

Más de la mitad de los senadores (todos los demócratas y algunos republicanos) habían expresado su inquietud por los hechos que derivaron las acusaciones. Pero los oficialistas aseguraron que no ameritaba condenarlo. Por ello, el resultado estuvo lejos de los dos tercios necesarios -67 votos- para cumplir el estándar de la Constitución y remover al presidente de su puesto.

De esta manera, la absolución culminó un proceso de casi cinco meses, que comenzó en los comités de Inteligencia y Judicial de la Cámara de Representantes -donde los demócratas, impulsores del juicio político, tienen mayoría- y terminó en el Senado, liderado por el republicano Mitch McConnell. Su desarrollo reflejó la implacable división partidista de la nación a tres años del inicio de la presidencia de Trump.

De hecho, inmediatamente después de que se conocieran los resultados, los líderes demócratas aseguraron que el resultado era ilegítimo y producto de una voluntad de encubrir los crímenes del presidente. Además, prometieron continuar con sus investigaciones contra el presidente.

Minutos después de que la decisión se oficializara, Trump eligió expresarse a través de un video, publicado en su cuenta de Twitter. Las imágenes muestran una sucesión de carteles de campaña y sugieren un escenario en el que se perpetúa en el poder. Luego de pasar por miles de años, el cartel finaliza con la consigna “Trump para siempre”.

Si bien el cierre del juicio político no significa el fin de las pesquisas de los demócratas contra el mandatario (son varias las líneas de investigación), otorga a Trump impulso en su carrera por la reelección tras un tumultuoso primer mandato.

Pese a que nunca tuvo cotas de aprobación superiores al 50% durante su presidencia, y poco más de la mitad de la población apoyaba la destitución, Trump registró su mejor cifra en víspera del veredicto: 49%, según Gallup.


(Tomado de infobae.com)

Deja tu Opinión :