El 16 de marzo se inicia Año Escolar 2020

La ministra de Educación, Flor Pablo, pidió ayer a los alcaldes distritales y provinciales del país sumarse a los esfuerzos para lograr un exitoso año escolar 2020, cuyo inicio será el próximo lunes 16 de marzo.

Al culminar su participación en el MuniEducativo desarrollado en Lince, la titular de Educación indicó que las comunas pueden generar condiciones de bienestar para los estudiantes, lograr mejores aprendizajes y formar ciudadanos acorde con la diversidad territorial del Perú.

Las municipalidades, dijo, promueven espacios de participación local y pueden supervisar los quioscos escolares, la venta de bebidas alcohólicas cerca a los colegios, programar limpieza de accesos, fumigación de escuelas y señalización de tránsito, entre otras acciones.

Tras reconocer que «muchas veces se ha trabajado de espaldas a los gobiernos locales y provinciales», Flor Pablo señaló que es hora de unirnos. «Algunos tienen programas de prevención de violencia, salud escolar y demás, y deben conocerse. En algunos casos su participación es importante para asegurar la distribución del material educativo».

Explicó que la contratación docente para el nuevo año escolar está avanzada en un 60% y el mantenimiento preventivo en un 50%, pero que en infraestructura educativa aún hay una brecha, ya que de cada 10 colegios, 8 están en una situación que requieren una nueva infraestructura o un mantenimiento a fondo. 

«Febrero será un mes importante. Por eso llamamos a los alcaldes y les estamos planteando construir modelos de locales que permitan superar este tema del riesgo».

Consultada sobre las opiniones de virtuales congresistas del Frepap en relación al enfoque de igualdad de género, la ministra dijo que lo que plantea esa política nacional es una educación igualitaria y sin estereotipos, «para convivir mejor». 

«Nuestra sociedad vive situaciones de violencia muy duras, un ejemplo de ello son los feminicidios, pero hay que preguntarse qué pasa con la educación de esas personas, cómo estamos conviviendo en sociedad», se preguntó.

Informó que según datos de estudios hechos en el Perú, dos de cada tres niños de sexto grado no quiere sentarse con alguien de una orientación sexual distinta o que hable una lengua originaria. «Esa es nuestra realidad. Nuestro país es profundamente discriminatorio, racista, y muy violento, ¿cómo hacemos?, ¿nos quedamos con el dato o pasamos esa agenda también a las familias y a la escuela. Los cambios cuestan, generan miedos, confusión y diferentes posiciones. Pero tenemos que cambiar hacia una sociedad mejor, aceptando nuestra diversidad».

Por ello, dijo confiar que más allá de nuestras propias creencias y nuestras religiones, (los congresistas) pongan por encima el interés superior de los estudiantes, con una educación democrática.

Deja tu Opinión :