Más de 18 mil egresados de secundaria este año no podrán postular a la UNICA

Comenzar
– Plan de Emergencia no es suficiente frente a la denegatoria del licenciamiento. Universidades Privadas serían las más favorecidas frente a drástica decisión de la SUNEDU.
Ejecutivo debería ser más flexible para no afectar a juventud iqueña

No pretendemos ejercer como “abogados del diablo”; pero es necesario hacer algunas precisiones sobre la denegatoria del licenciamiento institucional a la Universidad Nacional “San Luis Gonzaga”, Algunas razones son entendibles, pero en otras creemos que la Sunedu ha sido excesivamente severa y ha despreciado el principio de elasticidad o flexibilidad que ha instituido en diversos casos el Tribunal Constitucional.

Entendemos que la UNICA no reúne todas las condiciones para prestar un servicio educativo de calidad, pero tampoco la podemos ubicar en una Universidad de pésima categoría, sin tener en cuenta todos los avances que se ha logrado.

Ciertamente que la SUNEDU se ha limitado a evaluar los parámetros contemplados en la nueva Ley Universitaria, que apuesta a dotarnos de universidades dignas de los países de Europa o que compitan con las mejores que existen en los Estados Unidos.

Anticipándose a lo que podía pasar, el gobierno del presidente Martín Vizcarra, que concentra competencias no sólo del Ejecutivo sino también del Legislativo, hace poco emitió el Decreto Supremo N° 016-2019-MINEDU, donde se aprueba un Plan de Emergencia para el cumplimiento de las Condiciones Básicas de Calidad – CBC para las universidades públicas con licencia de funcionamiento denegada, como es el caso la de Ica.

Así como el Ejecutivo ha sido flexible para que no se cierre de manera severísima las universidades públicas que no logren licenciarse, estableciendo la implementación de un plan de emergencia; igualmente, debería tener voluntad política para modificar la norma y permitir que universidades como la UNICA continúen recibiendo nuevos estudiantes, mientras se pueda subsanar algunas observaciones para que logre el exigible CBC.

Desconcierto

La Universidad de Ica forma parte del quehacer esencial de la vida de los pobladores de la región Ica, pues es la encargada de formar nuevos profesionales dentro de los principios de la gratuidad de la enseñanza.

Según datos oficiales, en diciembre deben egresar 18, 300 alumnos de los diversos colegios públicos y privados de esta región. Muchos de ellos son de condición humilde y no podrán estudiar en universidades privadas de la región, obligándolos a que abracen carreras cortas o que engruesen las filas de una generación sin posibilidades de alcanzar la superación personal, cayendo en las garras de la delincuencia, pandillaje, drogadicción, prostitución y desempleo.

Frente a ello, se espera que las actuales autoridades universitarias agoten todos los esfuerzos para apelar la drástica decisión, con la finalidad de que nuestra universidad supere la barrera del licenciamiento dentro de los principios de legitimidad, equidad. Tolerancia y justicia.

Dentro de los parámetros argumentados por la SUNEDU para denegar la solicitud de licenciamiento, nos viene a la mente una serie de preguntas que las compartimos con todos nuestros lectores.

Cómo puede exigirse investigación, si la UNICA hace más de 20 años no recibe un sol del MEF por dicho concepto. Es un insulto insinuar que nuestros catedráticos son “ociosos” y que no investigan, si cuando presentan proyectos les dicen que no hay recursos.

Cómo puede descalificarse a la UNICA porque no incentiva el deporte en sus filiales de Pisco, Chincha y Nasca, cuando eso es opcional en la formación académica, tal como sucede en los colegios con las asignaturas de música o pintura.

Cómo puede afirmarse que la UNICA tiene aulas sin ventilación e inseguras, cuando la Ciudad Universitaria tiene pabellones modernos y antisísmicos que superan en calidad a la gran mayoría de universidades estatales y privadas del país.

Cómo puede asegurarse que la UNICA no ha hecho nada para adecuarse a la nueva Ley Universitaria, cuando la actual gestión recién tiene dos años. Acaso no recuerdan que la Universidad de Ica hace cuatro años se negó a elegir nuevas autoridades con el argumento que las leyes no son retroactivas, por cuyo motivo no se cumplió a su debido tiempo con las exigencias de calidad.

Creemos que el Ejecutivo, en especial el Ministerio de Educación, no debería esperar que en Ica se desate un conflicto social, similar a los ocurridos en Tía María o en Santiago de Chile, producto de la desesperación de los iqueños en no permitir que a la postre se cierre un centro de estudios superior tan valioso y necesario como la UNICA.

No pretendemos que se suspenda el Plan de Emergencia, sino que se nos asegure que la Universidad de Ica por ningún motivo cerrará sus puertas dentro de 12 meses cuando no se supere los estándares de calidad. El gobierno central por ley está obligado a brindarnos una educación universitaria gratuita, otorgándole los presupuestos necesarios para la respectiva implementación. Si hay mal uso de los fondos universitarios, pues que se le aplique todo el rigor de la ley.

Parte de esa buena voluntad que todos estamos esperando frente a la crisis desatada, es que el Ejecutivo modifique la ley y permita que la UNICA continúe recibiendo nuevos estudiantes mediante el mecanismo de exámenes de admisión que ha sido suspendido.


Daniel Bravo Dextre

Deja tu Opinión :

Lo último en Locales