SUNEDU deniega licenciamiento institucional a la Universidad San Luis Gonzaga

Comenzar
– En respuesta, la universidad aplicará plan de emergencia acompañada por el Minedu

Recién ayer se conoció oficialmente que el Consejo Directivo de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria –SUNEDU- había resuelto denegar la solicitud de licencia institucional presentada por la Universidad Nacional “San Luis Gonzaga” – UNICA), debido a que nuestra casa superior de estudios no reúne las Condiciones Básicas de Calidad (CBC) establecidas en la nueva Ley Universitaria N° 30220.

La decisión que tiene carácter apelable está contenida en la Resolución del Consejo Directivo de la SUNEDU N° 137-2019, notificada a la Universidad de Ica el viernes 25 de octubre, y en el Informe Técnico de Licenciamiento N°040-2019 de fecha 14 de octubre 2019.

Con esta decisión, la UNICA se convierte en la primera universidad pública que no supera satisfactoriamente la evaluación de las Condiciones Básicas de Calidad – CBC por parte de la Sunedu, lo cual es obligatorio para todas las instituciones de educación superior universitarias en el Perú, sean públicas o privadas.

La Universidad de Ica creada por Ley del Congreso el año 1955, inició su funcionamiento por cabildo abierto del histórico sábado 18 de febrero de 1961.

Actualmente cuenta con seis locales en Ica (Rectorado, Ciudad Universitaria, Local Central, Facultad de Medicina, Facultad de Agronomía y CEPU) y tres Facultades en Chincha, Nasca y Pisco. Con más de 19, 400 estudiantes, 897 docentes, 24 facultades y 99 programas de estudio vigentes.

Según la SUNEDU, durante el procedimiento de licenciamiento se desistió de hasta 68 programas por no estar debidamente implementados. Esto ha motivado a que se deje sin efecto las resoluciones de la Conafu y de la ANR del año 1970 que autorizaron el funcionamiento de la Universidad de Ica.

Principales incumplimientos

La Sunedu también revela que durante el procedimiento de licenciamiento, la UNICA no logró demostrar el cumplimiento de ninguna de las Condiciones Básicas de Calidad – CBC que le eran exigidas.

Igualmente, no acreditó contar con una gestión institucional articulada que permita la adecuada prestación del servicio educativo, tanto en la sede principal de Ica como en sus filiales provinciales. A esto se suma, agrega, que no priorizó una eficiente asignación de recursos en miras a cumplir con las exigencias establecidas en la Ley Universitaria.

Por otra parte, la Sunedu desaprobó el plan de adecuación presentado por la Universidad de Ica el 27 de diciembre de 2018, “puesto que no contaba con acciones planificadas concretas y medibles”.

Menciona que entre los principales incumplimientos en la evaluación de la universidad, se tiene que no presentó información completa en sus planes de estudios. “Más del 80% de los planes presentados no acreditan contar con la información requerida, tales como modalidad de estudios, el grado académico o título profesional que otorgan, perfil del graduado y malla curricular”, detalla.

Respecto a la gestión de la calidad, agrega que no demostró contar con instrumentos de planificación consistentes y orientados a elevar la calidad académica, ni articulados con los planes institucionales. “A esto se suma que no evidenció la ejecución de acciones trazadas dentro de sus propios documentos de gestión”.

Infraestructura

En cuanto a infraestructura, otro punto en controversia para la Superintendencia es que la UNICA no demostró contar con estándares de seguridad que respondan a las características y al funcionamiento de la Universidad, ni tampoco pudo garantizar la sostenibilidad de estos. Además, durante las diligencias realizadas este año, afirma que se evidenció que incumple su propia normativa al respecto.

Detalla que los locales de la Universidad tienen espacios que contravienen el Reglamento Nacional de Edificaciones, “puesto que existen ambientes con ventilación inadecuada, así como modificaciones que limitan la circulación y rutas de evacuación. Además, la Universidad no pudo garantizar la sostenibilidad del agua potable para el local principal (Ciudad Universitaria) de su sede en Ica”.

Agrega que tampoco evidenció contar con espacios adecuados para acopiar desechos peligrosos. Tampoco demostró contar con procedimientos para la disposición de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE). Durante las diligencias, se identificó, además, un incinerador en condiciones insalubres y con infraestructura precaria.

Se evidenció, asimismo, la falta de laboratorios y talleres que respondan a la oferta de las mallas curriculares de las carreras vinculadas a ciencias e ingeniería. Además, se constató que los laboratorios y talleres en funciones no contaban con equipamiento y mobiliario adecuado y en buen estado.

“Se debe agregar que la Universidad no demostró la implementación de mecanismos y procedimientos estandarizados para la gestión de mantenimiento a nivel institucional, dadas las necesidades de los locales”, advierte.

Investigación

De otro lado, la Sunedu resalta que la UNICA no demostró contar con una política de investigación definida e institucionalizada y evidenció dificultades para desarrollar estrategias que fomenten la investigación en todas sus Facultades. “Esto se materializa en la desarticulación entre las líneas de investigación y proyectos, dado que para el 2019, del total de proyectos declarados, el 42% no se vinculaba a ninguna línea de investigación vigente”, puntualiza.

Asimismo, menciona que la universidad no demostró la adecuada gestión de los recursos presupuestales y humanos para la implementación de los mecanismos y normas orientadas a fomentar la investigación en todas las Facultades. Tampoco demostró que hace seguimiento y monitoreo a los proyectos en curso para asegurar la culminación oportuna y rigurosidad académica en las investigaciones. A esto se suma que no logró acreditar que existan procedimientos específicos definidos e implementados para sancionar faltas éticas y proteger la propiedad intelectual.

Tampoco asegura, agrega, la prestación ni sostenibilidad de los servicios complementarios. Por ejemplo, no garantiza la disponibilidad del servicio de salud en todas sus filiales. Tampoco acreditó ofrecer -al menos- tres disciplinas deportivas durante los años 2018 y 2019, al no contar con instructores para los talleres. Por último, en cuanto a servicios culturales, afirma que la UNICA no pudo asegurar que se ofrezcan en todas sus filiales.

Aclara que los mecanismos de mediación e inserción laboral no son efectivos. Esto debido a que no acreditó contar con convenios marco específicos suscritos para el 70% de sus Facultades. Asimismo, se identificó limitaciones en el funcionamiento de la Bolsa de Trabajo universitaria como mecanismo de apoyo. “Desde enero del 2018 a la fecha, un solo estudiante de 91,318 personas registradas en la Bolsa de Trabajo logró beneficiarse con una oferta laboral colocada en dicho sistema”, enfatiza.

Proceso de cese

Como consecuencia de esta denegatoria, la UNICA deberá presentar a la Sunedu un plan detallado y orientado a garantizar un proceso ordenado de cese de sus actividades académicas. De inmediato, la universidad queda impedida de convocar nuevos procesos de admisión y de captar nuevos alumnos mediante cualquier modalidad.

Además, la UNICA está obligada a mantener los indicadores que durante el proceso de evaluación de CBC fueron calificados de manera favorable. Los grados y títulos que la Universidad emita durante su proceso de cese seguirán siendo válidos y serán reconocidos y registrados por la Sunedu.

La Sunedu ha remitido al Ministerio de Educación toda la documentación acerca del proceso de licenciamiento de la UNICA. Esto, con la finalidad de que el MINEDU, en su condición de ente rector del Sistema de Educación Universitaria, adopte las medidas necesarias para tutelar el derecho a la educación y garantizar la continuidad de los servicios, en el marco de las medidas fijadas por el Reglamento de Cese.

Plan de Emergencia

Precisamente, desde ayer se encuentran en Ica funcionarios de la Dirección General de Educación Superior del Ministerio de Educación –MINEDU-, quienes se reúnen con todos los estamentos de la universidad para dar cumplimiento a lo dispuesto por la Sunedu.

Ante la denegatoria del licenciamiento de la UNICA, el Minedu envió un equipo especial para que dé inicio a la implementación de un plan de emergencia, a fin de que la Universidad alcance las condiciones básicas de calidad y pueda solicitar la licencia institucional en un nuevo procedimiento.

En la mañana de ayer los funcionarios se reunieron en el rectorado con el rector Anselmo Magallanes y con miembros del Consejo Universitario, donde explicaron los alcances del Decreto Supremo N° 016-2019-MINEDU, donde se aprueba un Plan de Emergencia para el cumplimiento de la CBC para las universidades públicas con licencia de funcionamiento denegada.

Luego, a las 2:00 de la tarde, en el auditorio de la Facultad de Medicina, la comisión se reunió con las autoridades, decanos, funcionarios y asambleístas, donde también se abordó sobre el Plan de Emergencia.

Es así que en 10 días se conformará una comisión técnica liderada por el Minedu, de la que también formarán parte los representantes de la UNICA. Esta comisión técnica tendrá a su cargo la elaboración y seguimiento de un plan de emergencia que lleve a la UNICA a cumplir con las condiciones básicas de calidad.

Según lo dispuesto en el decreto supremo, la UNICA se encargará de implementar el plan de emergencia en un plazo máximo de 12 meses, para lo cual tendrá el acompañamiento técnico del Minedu. Asimismo, deberá cumplir con el “Reglamento del Proceso de Cese de Actividades de Universidades y Escuelas de Posgrado”, resuelto por la Sunedu.

Aclararon que durante el proceso de cese y el periodo de ejecución del plan de emergencia, la UNICA debe continuar brindando el servicio educativo a los estudiantes matriculados.

Revelaron que desde el año 2017, el Minedu transfirió más de 25 millones de soles a la UNICA con el propósito de que cumpla con las condiciones básicas de calidad, mejore la remuneración de los docentes y cree nuevas plazas para docentes ordinarios y contratados.

Refieren que a través de convenios de gestión, se logró financiar el equipamiento de aulas, laboratorios y talleres, el mantenimiento, el desarrollo de sistemas de información, el saneamiento físico legal de sus locales y la elaboración de planes de seguridad, entre otros.

Mencionan que el Minedu, en su calidad de ente rector de la política de aseguramiento de la calidad de la educación superior universitaria, ha invertido más de mil millones de soles para mejorar la calidad del servicio educativo que brindan las universidades públicas.

Como resultado de ello, resaltan que el 80% (40 de 49) de las universidades públicas han logrado el licenciamiento institucional.


Daniel Bravo Dextre

Deja tu Opinión :

Lo último en Locales