Ecuador: Principal organización indígena rechaza diálogo y llama a «radicalizar acciones»

La principal organización indígena de Ecuador rechazó este jueves el diálogo abierto con el gobierno y llamó a «radicalizar» la protesta contra los ajustes económicos, tras una semana de manifestaciones que dejan cinco muertos y cientos de detenidos y heridos.

«Compañeros, compañeras, a radicalizar las acciones. Nada de diálogo con un gobierno asesino», dijo la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) en un comunicado firmado por su presidente, Jaime Vargas.

«La tarea es ir a la lucha, renovar fuerzas y sostener los bloqueos de vías y las tomas de gobernaciones y edificios públicos», añadió el líder de la protesta.

De esta forma el dirigente lanzó agua fría a la expectativa abierta por el presidente Lenín Moreno frente a un posible arreglo con mediación de la Iglesia católica y Naciones Unidas.

«Estamos obteniendo los mejores resultados del diálogo con los hermanos indígenas», había dicho Moreno el miércoles.

Después de una semana de violentas manifestaciones, que además de dejar víctimas sumieron en el caos a Quito e interrumpieron el transporte de crudo por el principal ducto del país, Ecuador entra así en una nueva fase de tensión.

Según la Defensoría del Pueblo, cinco civiles han muerto, incluido un dirigente indígena, desde el inicio de las protestas el 2 de octubre.

Ocho policías también están en poder de militantes de Conaie.

Los pueblos originarios encarnan el descontento social por las reformas económicas que impulsa Moreno en el marco de un programa de millonarios créditos destinados, según él, a salvar de la «debacle» a la dolarizada economía ecuatoriana tras años de «derroche, endeudamiento y corrupción» en el gobierno de su antecesor y exaliado, Rafael Correa.

Entre los ajustes está la eliminación de los subsidios al diésel y la gasolina, lo que disparó las tarifas hasta en un 123%.

Las Fuerzas Armadas asumieron el control del orden público bajo el estado de excepción que impuso Moreno apenas comenzó la crisis.

Deja tu Opinión :