Se priorizará el tratamiento del agua que consume la población en zonas rurales

– La Dirección de Vivienda capacita a las áreas técnicas municipales para lograr que el 100% de las JASS cloren el agua que consumen.

La lucha contra la anemia tendrá efectos si se ataca el problema desde la raíz. El agua que consumen los pobladores de las zonas rurales administradas por las Juntas Administradoras de Saneamiento (JASS), no necesariamente se encuentra libre de impurezas, bacterias y parásitos que son nocivos para la salud que afecta especialmente a los niños.

Esta es una situación que en los próximos años podría revertirse, luego que la Dirección Regional de Vivienda -dentro del Plan Regional de Lucha contra la Anemia- inició la capacitación a personal de las áreas técnicas de los municipios de la región para mejorar la prestación de los servicios de saneamiento. Si se tiene en cuenta que existen 161 Jass que son reconocidas por los gobiernos locales y que deben implementar un sistema de cloración del agua, así como el mantenimiento y desinfección de los reservorios y de los ductos.

“Para nosotros es importante que los municipios, a través de sus áreas técnicas, reciban toda la información y capacitación de nuestros técnicos para que, a su vez, ellos transmitan a los directivos de cada Jass la importancia de clorificar el agua y de preservar este recurso”, señaló el Ing. Orlando De la Cruz Hernández, director regional de Vivienda.

La meta para los próximos años es lograr que el cien por ciento del agua de los reservorios de las Jass de la región se agregue cloro, un objetivo que permitiría contrarrestar los elevados índices de anemia en los niños menores de cinco años. “En el 2018 se implementó 87 sistemas de cloración y este año vamos cerca de 100 cloraciones, además del mantenimiento de infraestructura de los reservorios, desinfección y limpieza”, señaló De la Cruz.

Los municipios y representantes de las Jass mostraron una gran receptividad a las capacitaciones y, sobre todo, a la nueva normatividad y el convencimiento de mejorar la prestación de los servicios de saneamiento, lo que beneficiará la salud de la población.

Un caso muy particular se presenta en el distrito de Yauca del Rosario, en Ica, donde el cien por ciento de niños sufre los efectos de la anemia y las condiciones de prestación del servicio de saneamiento son muy precarias. Ante esta realidad, los técnicos de la Dirección Regional de Vivienda se desplazarán a este distrito el 25 de octubre para capacitar a los funcionarios de la municipalidad, pero, a su vez, se iniciará el mantenimiento y limpieza de los reservorios, y la clorificación del agua que es muy importante para preservar la salud de la población.

Deja tu Opinión :