Octavio Espinosa en gran actuación derrotó 3-1 a Las Américas de Pisco: Etapa Nacional Copa Perú

Octavio Espinosa volvió a darle una grata satisfacción a su hinchada y a los cientos de aficionados que ayer, pese a ser un día laborable, abarrotó las instalaciones del estadio José Picasso Peratta. En esta ocasión el equipo iqueño, reeditando la actuación que le cupo frente al Sport Huanca derrotó, sin atenuantes por 3-1 a Las Américas de Pisco.

Una vez más la actuación del juez Fanárraga fue desastrosa y no es la primera vez que el mencionado árbitro cumple una pésima actuación. Todo parece indicar que el Octavio Espinosa está “premiado” con la actuación arbitral. Ayer no cobró dos hand penales dentro del área que fue visto por todo el estadio, incluyendo a los aficionados pisqueños presentes en él. Las Américas de Pisco la sacaron barata, el marcador pudo ser mucho más amplio.

En lo que respecta al partido, desde el inicio de la contienda se pudo ver a un Octavio Espinosa voluntarioso y con deseos de agradar a su hinchada. A los 12´, Tristán Lobo, que se había proyectado desde la derecha, aprovechó un error de la defensa rival y con suave toque apertura el marcador. Sobre los 30´, Álvaro Palacios ingresa por el centro del área rival y con fuerte remate de derecha anota el 2-0. Los visitantes daban muestras de desconcierto. No lo podían creer, en tan solo 30´ de juego ya estaban perdiendo por 2-0.

Las Américas perdió el invicto ante Octavio Espinosa

Octavio Espinosa se mostraba sólido en todas sus líneas, Atacaban hasta con cuatro jugadores y se defendían en bloque ayudándose unos a otros para evitar que el rival pudiera armar su característico juego. En la parte complementaria, apenas a los 5´ de juego, Alexander Guadalupe aprovecha una garrafal falla defensiva rival para anotar el 3-0. La afición estaba feliz, Octavio Espinosa gustaba y goleaba. En dos jugadas similares, estando muy cerca de la jugada, Fanárraga no cobra dos claras manos dentro del área. Las justas protestas no se hicieron esperar.

A estas alturas del partido y estando jugando el plantel  iqueño con comodidad, Pedro Miranda ordena el ingreso de Aparicio por Lobo, Martínez por Ayona y Chávez por Guadalupe. Estos cambios desequilibraron al equipo y los pisqueños se fueron con todo al ataque y Romario Hernández a los 40´ anota el 3-1. Este tanto animó a los visitantes que reanudaron  sus esfuerzos para seguir descontando el marcador. La defensa iqueña, pese a pasar muchos apuros en los tramos finales, supo mantener la calma y finalizar con el marcador 3-1 a su favor.


Por José Luján Loza

Deja tu Opinión :