Ejecución del tren de cercanías fue desestimada por el Gobierno

– Cámara de Comercio de Ica pide que el Ejecutivo reconsidere medida y continúe buscando inversionistas.

El gobierno del presidente Martín Vizcarra de un momento a otro dejó sin efecto la ejecución del tren de cercanías que uniría en menos de tres horas las ciudades de Lima e Ica.

Así lo reveló en sus redes sociales el exgobernador de Ica, Fernando Cillóniz, donde criticó la poca visión del actual jefe de Estado, quien fue ministro de Transportes antes de asumir la presidencia.

Exgobernador Cillóniz lamenta decisión del presidente Vizcarra

Dijo que el tren no sólo hubiese reducido el tiempo de transporte de ese tramo de 300 kilómetros de la carretera Panamericana Sur, sino también los costos del transporte por concepto de fletes.

El tren de cercanías, cuyo monto de inversión ascendía a tres mil 264 millones de dólares, iba a cubrir la segunda ruta con mayor tráfico de pasajeros en el país, ya que más de 25 mil personas se movilizan a diario por dicha vía, entre buses interprovinciales y vehículos particulares.

Antecedentes

En diciembre pasado, por amplia mayoría, el Congreso de la República aprobó el Proyecto de Ley N° 1780-2017 que proponía declarar de interés nacional la ejecución del Tren de Cercanías Barranca – Ica.

En febrero de este año, el entonces ministro de Transportes, Edmer Trujillo, y el presidente Martín Vizcarra viajaron a Madrid para participar en el «Inperu Europa 2019», donde se reunieron con inversionistas interesados en el proyecto; sin embargo, siete meses después el ambicioso proyecto ha sido desestimado.

En esa ocasión, el viceministro de Transportes, Carlos Estremadoyro, anunció que la ejecución del tren de cercanías Lima – Ica empezaría el año 2020, tras anunciar las propuestas técnicas del sector privado que fueron presentadas en esa cita empresarial.

Explicó que luego de presentar sus iniciativas, los empresarios deben desarrollar el correspondiente estudio para lograr la viabilidad del proyecto ante el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

“Una vez que tengamos la viabilidad del proyecto, que nos debe llevar todo este año hasta lograr la viabilidad, ya se inicia la etapa de ejecución. Una vez adjudicado se inicia la estructuración financiera para desarrollar la parte de cómo vamos a hacer los pagos, cómo será la ejecución misma de la obra”, detalló Estremadoyro.

“La idea es iniciar el 2020 la ejecución física de la obra e ir poniéndola en servicio a medida que avanzamos. Por ejemplo, si empezamos en el sur, entre Ica y Cañete, buscaremos ir poniendo en servicio la infraestructura de esos tramos”, agregó.

Posteriormente, en julio pasado el director ejecutivo de ProInversión, Alberto Ñecco, reveló que la compañía China Railway no fue admitida para construir el tren de cercanías Lima – Ica, y aclaró que esta empresa fue la única en presentar una propuesta de iniciativa privada cofinanciada.

“Nosotros revisamos el expediente que presentó el consorcio chino. Hemos dado nuestra opinión y lamentablemente no cumplió con la regulación y no se ha dado la admisión a trámite”, señaló el funcionario.

Explicó que la actual normativa peruana define los requisitos en experiencia y capacidad financiera que una compañía debe tener para poder llevar a cabo este tipo de proyectos.

Alberto Ñecco indicó que será el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) el que defina cuál será la nueva modalidad para desarrollar este proyecto.

“Estamos coordinando con el MTC para ver cuál será la manera de mantener el proyecto en cartera. No olvidemos que iniciativa privada es una forma de sacar el proyecto al mercado, pero hay otras formas como iniciativa estatal, gobierno a gobierno, obra pública. Hay otras opciones que está evaluando el MTC para mantenerlo el proyecto como una prioridad”, indicó.

Reacciones

En declaraciones a la prensa, el congresista Juan Sheput recordó que esa megaconstrucción fue declarada de gran necesidad por el presidente Vizcarra; incluso, dijo, fue anunciada en uno de los mensajes presidenciales.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Ica, Eduardo Ojeda Dávila, lamentó que el presidente Vizcarra no se dé cuenta lo que está haciendo, dejando de lado un proyecto que beneficiaría a miles de personas que a diario se movilizan de Lima a Ica y viceversa, ya sea por comercio, salud, trabajo o turismo.

“Como cámara confiamos que el Ejecutivo reconsidere su decisión y continúe buscando a los inversionistas para que ejecuten ese importante proyecto para el país. También esperamos que el MTC destrabe la construcción de la doble vía Pisco – Ica que está paralizada desde hace tres años”, manifestó.


Daniel Bravo Dextre

Deja tu Opinión :