Serenos impiden a tricicleros informales arrojar basura en calles de Ica

– Municipalidad impuso principio de autoridad para frenar atentado contra el medio ambiente.
Pequeños vehículos fueron enviados al depósito municipal

Nunca es tarde. En el noveno mes de su mandato, la alcaldesa Emma Mejía Venegas decidió imponer el principio de autoridad contra los tricicleros informales que venían arrojando basura en distintos puntos de la ciudad.

Es así que la Gerencia de Desarrollo Económico y Seguridad Ciudadana de la municipalidad de Ica, tras recibir órdenes expresas de la máxima autoridad municipal, con apoyo del Serenazgo, desde la mañana de ayer procedió a detener los triciclos que eran sorprendidos arrojando gran cantidad de basura en la vía pública, atentando contra la salud y el medio ambiente.

Los pequeños vehículos intervenidos fueron conducidos al depósito municipal, mientras que a sus propietarios infractores se les aplicará la Ordenanza Municipal N° 012-2013-MPI que establece penalidades económicas contra las personas que arrojan basura a la vía pública o al lecho del río, como una medida coercitiva para evitar que la ciudad continúe colmada de desechos sólidos que contaminan el ambiente, afectan la salud y afean el ornato público.

En su cuenta del Facebook, la municipalidad advirtió que las sanciones continuarán contra las personas, empresas e instituciones que arrojen basura en la vía pública, atentando contra la salud de los vecinos y el medio ambiente.

Paralelamente, el área de Limpieza Pública de la comuna iqueña continuó con la operación limpieza en puntos críticos de la ciudad de Ica, donde los tricicleros informales y malos vecinos arrojan los desechos sólidos sin respetar los horarios en que circulan los camiones recolectores de Diestra SAC.

La mano dura debe continuar; pero, al mismo tiempo la municipalidad -con el apoyo del empresariado- debe renovar los tachos de basura que están deteriorados por el paso del tiempo y colocar más de ellos, permitiendo que los transeúntes arrojen allí sus desperdicios al paso, evitando que los boten en la calle.


Daniel Bravo Dextre

Deja tu Opinión :