Comisión de Cultura aprueba Ley del Libro

La Comisión de Cultura y Patrimonio Cultural aprobó ayer la esperada Ley del Libro, en cuyo dictamen se reconoce el derecho a la lectura, la promoción del libro y se garantizan medidas para la actividad editorial. El derecho a la lectura impulsará el acceso igualitario al libro con precios justos, se dijo en la sesión.

El documento reúne las iniciativas legislativas presentadas por los congresistas Miguel Torres, Luciana León, Francisco Petrozzi y Lizbeth Robles, esta última fue incluida en la sesión que realizó ayer la comisión.

Al sustentar la propuesta, la congresista Nelly Cuadros (AR), presidenta de la comisión, dijo que el proyecto aprobado permitirá también el fomento del desarrollo de librerías y bibliotecas escolares, se afianzará las medidas de promoción e incentivos tributarios en la cadena editorial de pequeños productores, con especial énfasis en el fortalecimiento de la creación cultural, literaria y científica y se fomentará a las micro y pequeñas empresas.

Del mismo modo optimiza los recursos del Fondo Libro que se asignarán mediante un plan anual de concursos públicos abiertos, previamente consultado a la sociedad civil, y precisa que todas las instituciones educativas -de todos los niveles y modalidades- deben tener una biblioteca escolar con un responsable que gestione su funcionamiento.

Así también, señala que las empresas que ofrecen servicios de preprensa y las de industria gráfica gozarán de crédito tributario por inversión, siempre que participen en la realización de proyectos editoriales amparados por la Ley 28086. También se prorroga la vigencia de los beneficios tributarios de la Ley de Democratización del Libro y de Fomento de la Lectura y tiene un plazo de vigencia de 10 años.

Respecto del impuesto general a las ventas, precisa que no están gravadas con el IGV la importación y/o venta en el país de los libros y productos editoriales afines señalados en los numerales 25, 26, 27 y 30 del artículo 5 de la Ley de Democratización del Libro y de Fomento de la Lectura.

Además, los editores de libros tendrán derecho a un reintegro tributario equivalente al IGV consignado separadamente en los comprobantes de pago correspondientes a sus adquisiciones e importaciones de bienes de capital, materia prima, insumos, servicios de preprensa electrónica y servicios gráficos destinados a la realización del Proyecto Editorial.

Durante el debate, la congresista Lizbeth Robles (C21) expresó su respaldo a la propuesta porque “el mejor amigo de nuestros niños y adolescentes tiene que ser el libro”, en tanto que el legislador Miguel Torres (FP) destacó que no sólo se beneficiarán los niños sino también los jóvenes y adultos con el fomento de la lectura y acceso al libro.

Por su parte, el congresista Francisco Petrozzi (BL) observó que el incentivo a la lectura en la educación permitirá un pueblo desarrollado intelectual y culturalmente.

El congresista Edgard Ochoa (NP) trasladó la preocupación de las pequeñas editoriales pues, según el Ministerio de Economía y Finanzas, solo dos empresas se beneficiaron con el 80% de las exoneraciones tributarias a lo largo de 10 años. Dijo que estas se deben eliminar o que se reduzcan las vallas para que puedan acceder a las exoneraciones tributarias.

Deja tu Opinión :