Conforman comisión para resolver problema limítrofe Chincha – Cañete

Comenzar
– Caso permaneció abandonado desde la gestión de Cillóniz.

Después de seis años de inercia se reactiva un nuevo intento hacia la solución definitiva del conflicto limítrofe que enfrentan desde hace 17 años las provincias de Chincha (Ica) y Cañete (Lima).

El gobernador anterior, Fernando Cillóniz Benavides, durante sus cuatro años de gestión no movió un solo papel para continuar la labor que dejó pendiente su antecesor Alonso Navarro Cabanillas, por cuyo motivo el 2016 en Chincha se le declaró persona no grata al haber manifestado que el tema del conflicto limítrofe “no da de comer” y que sólo le debían preguntar por agua y educación.

En esta ocasión, el gobernador Javier Gallegos Barrientos ha manifestado que una de las prioridades de su gestión es resolver el problema limítrofe con Lima, por cuyo motivo ha formado un grupo de trabajo que lidera el gerente general regional, Carlos Avalos Castillo, quien ayer sostuvo una primera reunión con el alcalde de Grocio Prado, Orlando Torres Valenzuela, en la que participaron regidores provinciales y distritales, además de representantes de organizaciones de base.

«Se trata de una primera reunión con el propósito de retomar la defensa legal, técnica e histórica de nuestros límites. Van a haber más reuniones y el objetivo es llevar una propuesta sólida y contundente a la PCM», Avalos Castillo.

A su turno, el alcalde grociopradino saludó la presencia en Chincha de la delegación regional y formuló un llamado a las demás autoridades involucradas en el conflicto a sumarse a esta iniciativa, a fin de resolver en forma definitiva el tema limítrofe.

Antecedentes

Uno de los últimos intentos hacia la solución del conflicto lo tuvo en el 2013 el congresista Pedro Spadaro Philipps, integrante del Grupo Parlamentario Socialista (GPS), quien planteó la necesidad de establecer una mesa técnica de trabajo integrada por el presidente del gobierno regional de Ica, los alcaldes de Chincha y Cañete, y el jefe de la Dirección Nacional Técnica de Demarcación Territorial, con la finalidad de solucionar los problemas de conflicto social generados por la controversia limítrofe Chincha –Cañete.

La iniciativa no prosperó porque las autoridades cañetanas seguían empecinadas en reclamar tierras agrícolas que supuestamente les pertenecía.

Al final de su mandato, Navarro Cabanillas cumplió con presentar ante la Dirección Nacional Técnica de Demarcación Territorial, adscrita a la PCM, todas las pruebas históricas, geográficas, legales y técnicas que demostraban los límites territoriales de Chincha y rebatían el controvertido Informe 001-2004-PCM-DNTDT que agravó la crisis entre las provincias de Chincha y Cañete.

Todo comenzó entre el 2000 y 2001 cuando el Gobierno de Transición de Valentín Paniagua dictó una serie de normas para la explotación de los yacimientos gasíferos de los lotes 56 y 88, donde se incluía, increíblemente, a la Pampa Melchorita en territorio cañetano.

La situación se agudizó en el 2003 cuando el entonces presidente de la región Lima, Miguel Ángel Mufarech, pretendió hacer prevalecer la supuesta territorialidad de Cañete sobre Pampa Melchorita, contando con el apoyo de Jorge Del Castillo (presidente de la Comisión de Pro – Inversión del Congreso) y otros congresistas apristas de tristes recuerdos para Chincha.

El objetivo no era otro que sacar provecho económico y político de la explotación del Gas de Camisea y de la Planta de Licuefacción que se estaba instalando en la zona limítrofe.

En el 2003 y 2004 la población chinchana se sublevó, tomó la carretera Panamericana e hizo que el gobierno del presidente Toledo retrocediera en su intento de despojar a la región Ica de parte de su territorio.

En ese oscuro interés también se encontraba la entonces alcaldesa de Cañete, Rufina Lévano, quien movilizó un grupo de moradores de esa provincia para que invadan el sector Nuevo Ayacucho, generando enfrentamientos con los grociopradinos que no permitieron se les despoje de sus tierras.

Realidad actual

En opinión del Dr. Víctor Velis Alva, “Existe legítimo derecho de soberanía y jurisdicción de los distritos de Grocio Prado y de Chavín, de la provincia de Chincha, sobre las Pampas de Melchorita y zonas adyacentes en la sierra de éstas,  probado y comprobado en diversa documentación oficial y oficiosa”.

Sostiene que la provincia de Cañete ha venido desarrollando ilícitas acciones de usurpación sobre gran parte de esas áreas que son de la provincia de Chincha.

“Las entidades del Estado coinciden que por efectos de estas posiciones existe una controversia, conflicto o litigio o controversia limítrofe irresoluta a la fecha. Las autoridades y entidades de la región Ica no han desarrollado las acciones necesarias para el respeto, defensa y recuperación de los territorios que son parte de su jurisdicción y han obviado implementar inversiones que cimenten y consoliden la soberanía y posición en dichas zonas; mientras que, por otro lado, en la región Lima si se han ejecutado diversas y dolosas acciones que dan visos de legalidad al usufructo de estos territorios”, manifiesta el jurista chinchano en declaraciones a nuestro diario regional.

Afirma que sigue pendiente de solución a nivel de la Dirección Técnica de Demarcación Territorial de la Presidencia del Consejo de Ministros, la acción y determinación objetiva que dilucide el pleno y legítimo derecho de las zonas pertenecientes a la provincia de Chincha que se encuentran invadidas por Cañete.

Refiere que existe desconocimiento en la mayoría de la población, respecto de la real situación legal y jurídica que permite establecer coherente y objetivamente que la soberanía territorial de las áreas en controversia si pertenecen a la jurisdicción de la región Ica.

Agrega que no hay coordinación intersectorial entre las entidades y autoridades de la región Ica para unificar y elaborar un Plan de Trabajo que pueda permitir una efectiva y eficiente recuperación de las áreas de la provincia de Chincha invadidas por Cañete.


Daniel Bravo Dextre

Deja tu Opinión :

Lo último en Locales