Aún es alto el número de papás que abandonan a hijos por tener discapacidad

El 70 por ciento de papás abandona a sus hijos al enterarse de que estos tienen alguna forma de discapacidad intelectual severa, como parálisis cerebral, retardo mental, trastorno del espectro autista, entre otras, afirmó la psicóloga y especialista en personas con discapacidad Elizabeth Raffo.

La experta explicó que esto ocurre durante la etapa de «luto», es decir, el período que demoran para asimilar esta situación.

«En lugar de tener más claros sus sentimientos, hacer algo para curarlos y dar paso al amor, muchos padres deciden lo contrario: abandonarlos», añadió y lamentó esta situación porque, «finalmente, las mamás asumirán toda la responsabilidad».

El hecho de que un pequeño nazca con una discapacidad equivale a experimentar una pérdida para los papás, debido a que albergaban la esperanza de tener un hijo sano, y ante esta situación es común que se sientan culpables, que se responsabilicen el uno al otro -o a su herencia familiar- de esta realidad, agregó.

A partir de este punto, dijo, es comprensible el hecho de que quien lo vive no acepte por completo al menor, pese a que él es el menos responsable y merece el amor y las mismas oportunidades que cualquier otro niño.

Por ello, la especialista anunció que el Servicio del Cielo Seré de la parroquia Virgen de la Familia de la Campiña, en Chorrillos, llevará a cabo el próximo 15 de setiembre el Segundo Taller para Hijos con Habilidades Diferentes “Desafiando el destino” de las 08:30 a 13:00 horas.

Durante la charla, un grupo de especialistas dictará diversas conferencias como «¿Quién necesita más terapia, los padres o los hijos con discapacidad?» y «Corazón saludable», entre otras.

También las mamás

No solo son los papás, muchas veces también las mamás toman esta decisión, dejando a sus hijos en completo abandono, sobre todo cuando la discapacidad es severa.

Según el Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar (Inabif), 7 de cada 100 niños en abandono presentan alguna discapacidad. Y en el ámbito nacional tienen en sus albergues a 562 menores de edad con habilidades diferentes, 432 de ellos en Lima.

El hogar Matilde Pérez, en San Miguel, agrupa desde su creación a todos los niños con discapacidad severa para brindarles amor y atención especializada. El 90% de los menores de este centro no pueden movilizarse por sí mismos.

Deja tu Opinión :