Octavio Espinosa en Pauza empató 0-0 con Cantolao Sport Marino de local ganó 1-0 a Defensor Zarumilla

Cuartos de Final E.D.

En los estadios municipales de Marcona, Pisco, Pauza e Ica se jugaron los encuentros de ida por los Cuartos de Final de la Etapa Departamental de la Copa Perú 2019. Los representantes de Ica tuvieron resultados favorables. En la altura de Pauza, Parinacochas, Octavio Espinosa rescató un punto al empatar 0-0 con el Deportivo Cantolao. Mientras que Ica, Sport Marino jugando de local angustiosamente se impuso 1-0 al Defensor Zarumilla de Nasca.

El Grupo I jugó en el Estadio “Félix Franco Arias” de Marcona, Nasca. Bajo la dirección del árbitro Omar Herrera, se enfrentaron los conjuntos del Defensor Minas y el Santos FC de Chincha. Los mineros fueron incapaces de hacer prevalecer su condición de local y solo pudieron empatar 0-0. Este resultado es favorable para los chinchanos que el domingo 11 jugarán de locales.

El Grupo II jugó en el Estadio Inkari de la Villa Túpac Amaru. Se enfrentaron los representativos de Pisco, Deportivo Las Américas y el Deportivo Olímpico. El resultado fue favorable para los americanos por 2-0, goles anotados por Ricardo Morán y Jair Flores. Los olímpicos hicieron muy poco para evitar la derrota. La conducción del encuentro estuvo a cargo de Ronald Torres de Ica.

Defensor Zarumilla jugó un aceptable partido

El Grupo III se jugó en el Estadio Municipal de Pauza, Parinacochas. Octavio Espinosa luego de superar algunos inconvenientes que hicieron peligrar su viaje a la localidad pausina, logró obtener un valioso empate 0-0 ante el Deportivo Cantolao. Los pausinos, pese a jugar en su localidad y tener el problema de la altura a su favor, no pudieron doblegar a la férrea defensa iqueña que se batió con todo para evitar la caída de su valla. Sin lugar a dudas que este resultado favorece a los iqueños que el próximo domingo les tocará jugar de local.

Finalmente, el Grupo IV se jugó en el Estadio “José Picasso Peratta” de Ica, Sport Marino de Comatrana logró un angustioso triunfo por 1-0 sobre el Defensor Zarumilla de Nasca. El único gol del partido lo anotó vía penal el defensa Arroyo cuando el reloj marcaba 43´ de la etapa complementaria.

Octavio Espinosa en la altura de Pauza logró empatar

Realmente una infortunada mano dentro del área, permitió que Sport Marino saliera en plan de ganador. De no haber cometido el defensa nasqueño esa involuntaria falta, el partido habría finalizado empatado 0-0. Valgan verdades que el equipo de comatrana no se había hecho merecedor a los tres puntos. A lo largo de los 90´ de juego y los 6´ adicionales, Marino no remató una sola vez cuando estaba en ataque. Los tres únicos disparos que hizo fueron de bola parada. El primero fue un tiro libre que pasó muy cerca del arco del meta Gálvez. El segundo lo atajó en gran forma el meta visitante. Y el tercero, si fue gol. Arroyo con fuerte disparo anotó el único gol del partido.

Este discreto marcador pone en peligro de eliminación al equipo iqueño. Defensor Zarumilla, ganando 2-0 habrá clasificado a la semifinal. Cabe mencionar que Defensor Zarumilla le toca jugar de local y de ninguna manera querrá dejar pasar esa gran oportunidad de eliminar a la oncena iqueña que, dicho sea de paso, deberá olvidarse de jugar fulbito y mirar más el arco contrario. El excesivo juego de toque y retroceder el balón hasta la defensa motivaron el clamoroso rechazo de su propia hinchada.

Indudablemente que Marco Martínez, responsable del equipo, se verá obligado a hacer algunas variantes que le permitan borrar la mala imagen que dejaron sus pupilos en el partido de ida. Todo parece indicar que Marino no tiene una buena banca. Los jugadores que ingresaron en el segundo tiempo no fueron ni chicha ni limonada.

Defensor Zarumilla hizo su juego, Demoró todo el tiempo que quiso ante la pasividad del árbitro Wilfredo Morón, de Chincha. Además, fue muy contemplativo con los defensas visitantes quienes cometían sucesivas faltas y más de uno merecía la tarjeta roja. Si bien Manuel Curotto, pese a su visible veteranía, aún mantiene sus excelentes cualidades defensivas, pero esta vez se excedió. Su rudeza en la marca siempre fue notoria lo que motivó las airadas protestas de los aficionados.

El partido de vuelta, que se jugará en Nasca, será vital para ambos rivales. Sport Marino tendrá que repetir la hazaña del año pasado en donde logró un valioso empate 1-1 que marcó su inicio hacia la Etapa Nacional. La tarea no será nada fácil, pero no imposible de lograrla.


Por José Luján Loza

Deja tu Opinión :