Un pequeño implante ayudará a prevenir el VIH hasta por un año

La medicación diaria que toman las personas con alto riesgo de contraer el VIH podría ser reemplazada en el corto plazo por un implante nuevo y pequeño que libera la droga sin necesidad de tomarla oralmente.

El medicamento llamado profilaxis de pre-exposición (PrEP, por sus siglas en inglés) es actualmente el medio más efectivo para evitar que una persona contraiga el VIH.

PrEP es hoy en día la gran opción de prevención del VIH que funciona tomando una píldora todos los días. Cuando se toma a diario, puede reducir en gran medida el riesgo de contraer el VIH. Una persona puede protegerse aún más si usa condones y otras herramientas de prevención.

Más de una de cada nueve personas en el mundo a las que podría beneficiar el uso de la PrEP al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) ya la está tomando, según un nuevo estudio.

Esta combinación de emtricitabina y tenofovir llamada Truvada, que se ha popularizado en varios países, disminuye hasta un 90% la posibilidad de contraer VIH en una relación sexual. Entre las personas que se inyectan drogas, se reduce el riesgo en más del 70%. Es decir que tiene el potencial de reducir las infecciones por este virus hacia el futuro. Actualmente unos 37 millones de personas viven con VIH o sida.

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) han recomendado el uso de Truvada, que se toma como una pastilla diaria, entre quienes tienen alto riesgo de infectarse con el virus.

Por ejemplo, personas que tienen relaciones sexuales sin protección o se inyectan drogas. Ambos organismos subrayaron que PrEP sólo es eficaz para reducir el riesgo de la transmisión de VIH, no de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS), ni previene el embarazo.

El problema de la toma diaria

Pero al ser recetado para su ingesta diaria, surge el problema común del olvido de la toma, lo que lo hace inefectivo.

Para ello, el gigante farmacéutico Merck (conocido como MSD fuera de EEUU y Canadá) ha propuesto un tratamiento alternativo con un pequeño implante. Al igual que la llamada ‘barra’ utilizada para el control de la natalidad, el implante se coloca en el paciente y administra una dosis diaria de prevención del VIH hasta por un año.

Al anunciar los resultados de un ensayo de Fase 1 con el implante, los investigadores de Merck dijeron que la prueba con 12 hombres durante un período de 12 semanas mostró resultados prometedores.

«Nos sentimos alentados por los resultados de este estudio de prueba de concepto que explora el potencial de administrar dosis significativas de islatravir en un período de 12 semanas», afirmó el doctor Roy Baynes, vicepresidente senior, jefe de desarrollo clínico global y jefe médico oficial de Merck Research Laboratories.

«En Merck, reconocemos que se necesitan múltiples opciones para abordar las necesidades de las personas en riesgo de VIH-1, y estamos comprometidos a investigar esas opciones», agregó el experto.

Deja tu Opinión :