Joaquín «El Chapo» Guzmán fue sentenciado a cadena perpetua más 30 años

– El «Chapo» aseguró que «no tuvo un juicio justo», no mostró arrepentimiento y se despidió por última vez de Emma Coronel.

Sin sorpresas, la carrera criminal de «El Chapo Guzmán» terminó con la brutal sentencia de cadena perpetua por parte de la justicia de los Estados Unidos.

La mañana de este miércoles 17 de julio, el juez Brian Cogan sentenció a cadena perpetua más 30 años, a Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, por lo que el narcotraficante mexicano, de 62 años de edad, deberá cumplir su condena en la temida prisión de ADX Florence, conocida como la «Alcatraz de las Montañas Rocosas» o «Super Max» y considerada la cárcel más segura de Estados Unidos, ya que está diseñada a prueba de fugas.

Fue en la sala 8D de la de la Corte Federal de Brooklyn donde el sinaloense escuchó las palabras más terribles de su vida: ser condenado a vivir hasta el último de sus días en una prisión. Lejos de su familia y la sierra de Sinaloa, México, donde construyó un imperio criminal.

Antes de escuchar su sentencia, Joaquín «El Chapo» Guzmán habló por primera vez ante la corte.

El criminal mexicano no mostró arrepentimiento al momento de hablar ante el juez.

«El juez me ha negado un juicio justo cuando todo el mundo lo estaba viendo», el cual dijo, «estuvo manchado por la mala conducta del jurado». Además, volvió a quejarse de las condiciones en las que está recluido al ser víctima de «un trato cruel e inhumano».

Guzmán calificó como «corrupto» al sistema de justicia estadounidense.

Andrea Vélez, quien sobrevivió a un atentado contra su vida ordenado por «El Chapo», dio un conmovedor testimonio del caos en el que se sumió su vida tras el ataque del narcotraficante.

Quien causó gran expectativa a su llegada fue Emma Coronel, la joven esposa de «El Chapo». A su arribo lució cabizbaja, vestida con una blusa blanca, chaleco negro, cabello suelto y lentes oscuros.

Este miércoles fue el último día que pudieron verse, ya que el estricto reglamento de la prisión ADX Florence no permite visitas ni llamadas por teléfono.

La mamá de las gemelas de «El Chapo» simplemente se despidió del acusado con un ademán de adiós. No hubo lágrimas ni lamentos.

A Emma se le veía distraída, mirando el suelo de la corte mientras se desarrollaba la audiencia. Guzmán Loera la buscó con la mirada, pero pocas veces la encontró.

Quienes también estuvieron presentes fueron Rosa Isela Guzmán, presunta hija de «El Chapo» llegó junto a una prima, identificada como Dania.

Pero la gran ausente fue la madre del Chapo, María Consuelo Loera Pérez. No pudo viajar para ver por última vez a su hijo, debido a que las autoridades estadounidenses le negaron la visa humanitaria, argumentando que «nadie que tenga vínculos directos o indirectos con el narcotráfico podía ser candidato a una visa».

Se sabe que la señora Loera Pérez tiene problemas físicos y camina con dificultad.

El equipo legal del Chapo, integrado por Jeffrey Lichtman y Mariel Colón, se quejó del proceso judicial. El litigante calificó como un «espectáculo» el juicio.

Colón, por su parte, expresó que hay opciones para una posible apelación a la que recurrirán con toda certeza.

El fiscal Brian Benczkowski celebró la sentencia del juez Cogan. «Se llevó a cabo justicia para el pueblo estadounidense».

Benczkowski felicitó a las agencias de seguridad pública norteamericanas por el trabajo conjunto que llevó a la cadena perpetua del criminal nacido en Badiraguato.

El abogado de la comunidad también felicitó al pueblo mexicano por lo sucedido hoy (ayer) en Brooklyn.  


(Tomado de Infobae.com)

Deja tu Opinión :