/

Poder Judicial ordenó detención preliminar de Pedro Pablo Kuczynski

Comenzar

El Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria en Delitos de Corrupción de Funcionarios dispuso la detención preliminar, por un periodo de 10 días, contra el expresidente Pedro Pablo Kuczynski, por la presunta comisión del delito de lavado de activos en agravio del Estado.

Dicha orden también alcanza a su secretaria Gloria Jesús Kisic y José Luis Bernaola, quien se desempeñaba como chofer del exmandatario.

Asimismo, según informaron diversos medios de comunicación, se dispuso el allanamiento de cuatro inmuebles en Miraflores, Chorrillos y San Isidro, donde residen los investigados y funcionan oficinas relacionadas con el expresidente y sus asistentes.

El documento difundido señala que el allanamiento de los inmuebles servirá para la incautación del material de destinado a la investigación. 

En tal sentido, agrega que el plazo del allanamiento es por 48 horas y con una duración máxima de 10 días.

Kuczynski se encuentra, además, con impedimento de salida del país por 18 meses, como parte de las investigaciones.

Elementos de convicción de la Fiscalía

El fiscal José Domingo Pérez solicitó la detención preliminar de Pedro Pablo Kuczynski al encontrar indicios de su responsabilidad en el favorecimiento a la empresa Odebrecht para ganar la buena pro de las concesiones IIRSA Sur, tramo 2 y 3 y Trasvase Olmos, con la finalidad de beneficiarse económicamente.

Según la fiscalía, cuando se desempeñó como ministro de Estado durante el gobierno de Alejandro Toledo (2001 – 2006), Kuczynski aprobó normas para favorecer a Odebrecht en las mencionadas concesiones.

De acuerdo a la resolución del titular del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria en Delitos de Corrupción de Funcionarios, Kuczynski habría impulsado esas disposiciones con el propósito de beneficiar a su empresa, Westfield Capital, en la contratación de la estructura financiera que debía crearse, como estipulaban las bases, tras las concesiones.

Para lograr ello, según la fiscalía, Kuczynski ayudó a materializar el «acuerdo corruptor» entre Jorge Barata y el expresidente Toledo, con la finalidad que la empresa Odebrecht ganara la concesión del proyecto IRSA Sur, Tramo 2 y 3.

Con ese objetivo, Kuczynski introdujo «conceptos técnico económicos» en la relación contractual Estado – empresa, con la finalidad de que la constructora brasileña favoreciera luego sus intereses privados.

Asimismo, la fiscalía imputa a Kuczynski el delito de lavado de activos, con el agravante de actuar en el marco de una organización criminal, por hechos ocurridos cuando fue ministro de Economía y Finanzas (MEF) y presidente del Consejo de Ministros, entre 2002 y 2006.

Sostiene –además- que en el año 2007, una vez otorgadas las concesiones a Odebrecht, la empresa Westfield Capital, de la cual es socio fundador, recibió transferencias de las concesionarias IIRSA Sur, tramo 2 y 3 y Trasvase Olmos.

Con esas transferencias, según la fiscalía, Kuczynski adquirió su casa ubicada San Isidro y pagó sus cuentas bancarias.

Peligro de fuga

Igualmente, la fiscalía advierte una fuerte posibilidad de fuga y obstaculización de la justicia por la solvencia económica de Kuczynski y la alta probabilidad de ser condenado.

Otro riesgo advertido es la posibilidad de ocultar elementos de prueba e influir en la contadora de Westfield Capital, cuando no se ha determinado el monto exacto de las transferencias recibidas de Odebrecht.

Lo último en Nacionales