AFP: Congreso aprueba ley de jubilación anticipada para afiliados desempleados

El pleno del Congreso aprobó el proyecto de ley que establece el Régimen Especial de Jubilación Anticipada (REJA) para los afiliados a las administradoras de fondos de pensiones (AFP) en situación de desempleo.

El objetivo de la ley es crear un régimen de jubilación anticipada en el Sistema Privado de Pensiones destinado a aquellos afiliados que cumplan los siguientes requisitos:

Primero, que al momento de solicitar el beneficio tengan como edad mínima 55 años cumplidos en caso de los varones y 50 en las mujeres; en segundo lugar, que se encuentren desempleados durante 12 meses consecutivos y acreditando su fecha de cese con documento de fecha cierta.

El régimen de jubilación anticipada otorga derecho a la redención del bono de reconocimiento a los cinco años siguientes de su acogimiento o cuando el afiliado cumpla 65 años, según señala la propuesta aprobada.

La ocasión fue motivo para que congresistas como Marisa Glave, Indira Huilca y Justiniano Apaza cuestionaran la política económica y laboral del actual gobierno y el negocio de las AFP en detrimento de la economía de los afiliados al sistema.
Por su parte la congresista Úrsula Letona expresó que “es fácil hablar” que no se escucha a la clase trabajadora y que era falso que no se pueda retirar el 95,5% de los aportes en las AFP.

Opiniones contrarias y hasta críticas tuvieron los congresistas Javier Velásquez Quesquén, Víctor García Belaunde (pidió que el texto retornase a la comisión de Economía), Marisol Espinoza y Manuel Dammert. Velásquez dijo que no ha cambiado la rentabilidad de las AFP, pero sí de los trabajadores y afirmó que el proyecto de ley se había hecho sobre lo que dicen las AFP.

Dijo que no debería haber restricciones en el tema del REJA (jubilación anticipada) y que no se incluyese en el cálculo de las pensiones para la jubilación las gratificaciones ni las rentas porque es ir en contra de los trabajadores.

Dammert dijo que la fórmula en debate era la peor de las presentadas, mientras que García Belaunde dijo que las AFP habían instalado un “sistema muy sofisticado”. Posteriormente su pedido de retorno a la comisión fue rechazado por 42 votos.
También pidieron la palabra los congresistas Gilbert Violeta (se opuso a que haya una comisión multisectorial para evaluar la situación actual de los sistemas de pensiones, dijo que esta es labor del Poder Ejecutivo), Juan Carlos Del Águila (el SPP tiene una serie de deficiencias que hay que corregir, afirmó) y Milagros Salazar.

El proyecto, dictaminado por la Comisión de Economía del Congreso y que sufrió modificaciones, fue aprobado con 48 votos a favor, 29 en contra y 5 abstenciones. Se le exoneró de segunda votación con 47 votos.