Desalojo Notarial Rápido por Consuelo Vásquez M.

La Comisión de Justicia del Congreso, con la finalidad de estimular la inversión en el negocio inmobiliario, aprobó por mayoría el proyecto de Ley que permite que el propietario, arrendador, acuda ante un notario para luego de demostrar que el contrato de alquiler ya venció o que el inquilino no paga dos mensualidades y aún así se niega a dejar el bien inmueble, sea el notario, quien ordene su desalojado y el juez quien cumpla con la ejecución del lanzamiento.

El requisito que debe cumplir el propietario, arrendador, es contar con un contrato escrito otorgado ante notario que sea parte de su protocolo notarial, que incluya una cláusula de allanamiento del arrendatario a la competencia notarial, que lo obliga a la restitución del bien inmueble, por el vencimiento del plazo del contrato o la resolución del contrato de arrendamiento por falta de pago de 2 mensualidades continuas.

El pago debe ser efectuado a través de entidad bancaria o financiera supervisadas por las SBS, única forma de probar la morosidad, para lo cual el propietario deberá consignar el número, tipo y moneda de la cuenta abierta para que el arrendador abone las mensualidades. A estos dos requisitos deberá agregarse el uso del Formulario Unico de Arrendamiento (FUA) y que el inmueble sea destinado a vivienda.

El propietario, el arrendador o administrador, según como corresponda, presentará por escrito ante notario, adjuntando el FUA o la escritura pública del contrato de arrendamiento, así como la carta notarial dirigida al arrendatario donde se le requiere que restituya el bien inmueble por la causal que se ha incumplido. Una vez calificada por el notario y admitida, el notario notifica al arrendatario en el bien inmueble materia de desalojo, y en su domicilio contractual de ser el caso, para que dentro del plazo de 5 días hábiles acredite no estar incurso en la causal prevista en la presente ley.

Transcurrido el plazo, el notario con la respuesta del arrendatario, constata la configuración de los requisitos señalados en la presente ley y procede a extender un acta en el Registro de Asuntos no Contenciosos, acta que constituye titulo ejecutivo especial para proceder sin más trámite al lanzamiento del arrendatario.

Con el Acta Notarial termina el procedimiento notarial de desalojo. Será el juez de Paz Letrado el competente para ejecutar el lanzamiento, teniendo presente el acta notarial.

De esta forma quedan superadas las acciones inapropiadas de algunos abogados y los malos inquilinos que abusivamente hacían uso del bien sin pago alguno por muchos años, o dejaban el bien después de haber hecho perder el tiempo, dinero y tranquilidad a los propietarios en largos procesos judiciales.

La solución llega con el proyecto de ley, que reconoce el procedimiento no contencioso de desalojo en sede notarial, que esperamos sea probado en el Pleno del Congreso, toda vez que ya fueron aprobadas por la Comisión de Vivienda y Construcción, así como por la Comisión de Justicia y Derechos Humanos.

Esta norma se suma a otras que, al ser transferidas a la competencia notarial, han sido totalmente beneficiosas para la sociedad civil, que ve no solo rapidez y economía en los actos notariales, sino también cero corrupción.


Consuelo Vásquez M. – Abogada, con estudios de Maestría en Derecho Civil, y Doctorado en Derecho en UNMSM.