Un punto de vista: Una Solución De Mercado Para La Vendimia por: Raúl Bravo Sender

Los recientes y desafortunados acontecimientos en torno a la elección y coronación de la reina de la vendimia, edición 2019, son el pretexto de la presente entrega.

En medio de la emergencia, dicho certamen se trasladó al distrito de Salas – Guadalupe. Con posterioridad al evento, se hizo pública una denuncia por un supuesto fraude en la elección, comprometiendo las versiones de nuestras autoridades ediles, en el sentido de trasladarse la responsabilidad en la organización, así como de un eventual desconocimiento de dicha elección. Todo ello, en algún momento tendrá que aclararse.

La vendimia es una tradición que se celebra en nuestra provincia, cuya campiña, en la temporada de verano, cosecha la uva, insumo para la elaboración de piscos y vinos –y otros derivados-. Ahora bien, dicha temporada, cada ciertos períodos cíclicos, coincide con el “Fenómeno El Niño” –o dependiendo, “La Niña”, el cual pone en riesgo el desborde de ríos tanto en el norte como en el sur de la costa peruana.

En lo que va del año, el río Ica ha amenazado en reiteradas oportunidades con desbordarse a la ciudad. En ese contexto, el gobierno regional gestionó ante el gobierno central la declaratoria de emergencia de la región. Y fue así como la PCM emitió el Decreto Supremo Nº 031-2019-PCM. La ley es la ley, y en un estado de derecho debe prevalecer frente a los deseos personales. A todos nos hubiera gustado gozar de la tradicional festividad. Sin embargo, hago aquí un alto para cuestionar algunas ideas que parecen inamovibles en la conciencia popular, y que a menudo se dejan llevar por la emoción y la demagogia.

¿De quién es la vendimia? De nadie en particular. En realidad se trata de una festividad en torno a la cosecha de la uva, que se celebra en varias partes del mundo, como en la provincia de Mendoza (Argentina), en los distintos valles de Chile, así como en Europa (España, Francia, Italia, etc.). No nos engañemos entonces, pues inclusive cerquita nomás, a los iqueños nos ha salido la competencia del festival de la vendimia en Paracas.

¿Es la Municipalidad la encargada de su organización? Creo que no debiera estar a cargo. En principio, la Municipalidad no produce ni piscos ni vinos. Entonces su organización debe recaer en quienes sí lo hacen. Claro está, si realmente les resulta atractivo y rentable, pues tampoco se les puede obligar. Lo cierto es que el Estado y la administración pública, a menudo nos ofrecen claros ejemplo de pésima gestión, administración y organización.

Y ello es así porque no tienen los incentivos que sí tiene el sector privado. Si el Estado cae en déficit, de inmediato es salvado por el presupuesto público. Cosa que no ocurre con el sector privado, el cual debe maximizar sus escasos recursos y reducir costos, para brindar productos y servicios de calidad, en el afán de ganar clientes y usuarios.

Lo que hoy hay en Ica, es una suerte de monopolio estatal en la organización del festival ¿internacional? de la vendimia, que recae en una especie de comité –el cual recién se constituye con una anticipación no mayor de un mes (entre Enero y Febrero)- presidido por un regidor de la Municipalidad, quien inclusive por mandato legal no tiene capacidad de gasto, pues sus funciones se limitan a las de fiscalización; comité que al finalizar el certamen, habitualmente es incapaz de rendir cuentas.

Privatización y competencia, son la solución. Si queremos gozar de un certamen de calidad, verdaderamente internacional, con la debida seguridad y sin los bochornosos espectáculos de borracheras y peleas callejeras, los agentes del mercado nos lo pueden ofrecer, quienes en su afán de lucrar, también solucionan el problema de la pobreza al generar puestos de trabajo, a diferencia del Estado que sólo sabe derrochar riqueza que ni siquiera ha creado.

Tú Opinión :