Trump reafirma que la opción militar en Venezuela está sobre la mesa

El presidente estadounidense Donald Trump reafirmó que el uso del ejército en Venezuela es «una opción» que se ha considerado ante la crisis política en el país.

Cuando se le preguntó, durante una entrevista con el canal estadounidense CBS difundida el domingo, sobre qué lo llevaría a recurrir al ejército, el mandatario dijo que no quería hacer comentarios sobre eso.


«Pero ciertamente es una opción», reconoció.

Washington ha dicho claramente, desde hace algunos meses y de nuevo en los últimos días, que «todas las opciones», incluida la militar, están sobre en la mesa en lo que refiere a la crisis venezolana.

Donald Trump reconoció el 23 de enero al opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, luego de su autoproclamación. Estados Unidos no reconoció la reelección del presidente Nicolás Maduro, que asumió su segundo período el 10 enero.

Washington aplicó estrictas sanciones económicas para presionar a Maduro a dejar el poder y también insta al ejército de Venezuela a respaldar a Guaidó.

Maduro rechaza ultimátum europeo

Por su parte, Nicolás Maduro rechazó el ultimátum europeo descartando nuevas elecciones presidenciales, al tiempo que dijo apoyar la próxima reunión de un grupo de contacto internacional, en una entrevista con la cadena española La Sexta divulgada ayer.

A poco de cumplirse la medianoche de este domingo el ultimátum dado por varios países europeos para que convoque elecciones, Maduro afirmó que no dará su «brazo a torcer por cobardía frente a las presiones».


«¿Por qué la Unión Europea le tiene que decir a un país del mundo que ya hizo elecciones que tiene que repetir sus elecciones presidenciales, porque no las ganaron sus aliados de derecha?», se preguntó Maduro, entrevistado en Caracas por el periodista Jordi Évole.

España, Francia, Alemania, Reino Unido, Portugal y Holanda dieron el ultimátum a Maduro y le advirtieron que de no cumplir reconocerán al autoproclamado mandatario interino de Venezuela Juan Guaidó, quien ya cuenta con el respaldo de Estados Unidos y varios países latinoamericanos.


«Tratan de acorralarnos con ultimátums para obligarnos a ir a una situación extrema de enfrentamiento», denunció Maduro, quien insistió en su propuesta de elecciones anticipadas del Parlamento, dominado por la oposición.

Por otro lado, dijo apoyar la «buena iniciativa» de un grupo de contacto internacional integrado por la Unión Europea y países latinoamericanos como Uruguay y México, que busca «fomentar un proceso político y pacífico» para salir de la crisis venezolana y que sostendrá su primera reunión el 7 de febrero en Montevideo.


«Yo apoyo esa conferencia. (…) Apuesto a que de esa iniciativa surja una mesa de negociaciones, de diálogo entre los venezolanos, para resolver nuestros asuntos, para agendar un plan, una ruta de solución de los problemas de Venezuela», dijo Maduro.

Durante la entrevista, el mandatario le envió un mensaje a Guaidó: «Que abandone la estrategia golpista, que si quiere aportar algo, se siente en una mesa de conversación cara a cara».