“Gallegos hospitalizado… por tragarse una lupa” por Fernando Cillóniz B.

El titular del presente artículo es un trol. O sea… una noticia falsa. Un mensaje provocador, irrelevante, fuera de foco. La idea es molestar o provocar una respuesta emocional negativa en los lectores. Los troles suelen ser difíciles de detectar y buscan confundir y ocasionar sentimientos encontrados en la población.

Entonces –repito y advierto– el titular de este artículo es falso. Sin embargo… tan falso como el que propaló La Lupa –un medio digital de Ica– que decía: “Policía detiene a María Victoria Madrid Mendoza, exfuncionaria de Cillóniz”. Peor aún. Para sustentar la noticia, los tipos esos publicaron una foto antigua donde figuraba la exfuncionaria participando en una reunión, donde uno de los asistentes vestía un chaleco de la Policía Nacional del Perú. Ciertamente, la foto no era del 17 de enero… día de la supuesta detención. Y en todo caso… la imagen no tenía nada que ver con la noticia en cuestión.

Pero ¡cómo es la vida! El mismo día en que La Lupa propalaba el flash noticioso con carácter de “urgente” –y con detalles tan precisos y creíbles como que la licenciada se encontraba detenida en la carceleta del Poder Judicial de la calle Chiclayo en Ica– yo estaba de lo más entretenido conversando con ella en mi oficina. Y la verdad… se le notaba muy tranquila.

La pregunta es ¿por qué tantos medios publican noticias falsas… como si nada? ¿A tales extremos llegan sus odios y sus rencores? ¿Tan vil puede llegar a ser la noble profesión del periodismo?

Pues sí. La Lupa –por lo que acabo de relatar– es un medio recontra trolero. Pero no es el único. Huacachina TV – Canal 25 puja odio todas las mañanas. Y varios más. Los iqueños saben quién es quién en el turbio mundo del periodismo chantajista.

Ahora bien, lo grave del caso es que Gallegos está jugando en pared con esa mafia. Y la gente se pregunta ¿cuánta marmaja estará corriendo bajo la mesa? Porque esa trolería no es gratis. ¿Y la adulación… cuánto le estará costando –a Gallegos– tanta sobonería mediática?

Por otro lado… ¿para qué tanto coqueteo entre Gallegos y los congresistas malucos de Ica? ¿Acaso Segura, Oliva y Ananculí –de buenas a primeras– dejaron de lado la mañosería y se volvieron angelitos? ¡Eso no se lo cree nadie!

Más bien… en vez de coquetear tanto con gente de mal vivir, Gallegos debería preocuparse por los testimonios –cada vez más frecuentes y precisos– acerca del retorno de la corrupción al Gobierno Regional. Además, ¿qué hace su esposa despachando como si ella fuera la mandamás en la región? 

Está probado. La corrupción es dulzura para los malos funcionarios y amargura la población. En efecto, ya se ven colas en los hospitales, coimas en Transportes, ventas de cargos directivos, diezmos en las compras y contrataciones, y todo lo demás. ¡Así está la cosa… como el cangrejo!

Pero volvamos al titular del presente artículo. No seamos como los periodistas troleros. Gallegos está vivito y coleando. No obstante… por tragarse un sapo –el sapo de La Lupa– está en riesgo de sufrir una severa intoxicación. Entonces el titular quedaría así: “Gallegos en riesgo de intoxicación… por tragarse un sapo”. Eso sí es verdad.

Ica, 1 de febrero de 2019

CILLONIZ.PE