Fracasan nuevos intentos de desbloquear el «shutdown» en el Senado de EE.UU.

El Senado estadounidense rechazó este jueves dos planes contrapuestos de demócratas y republicanos para poner fin al «shutdown», que tiene paralizada a parte de la administración federal hace más de un mes por la insistencia del presidente, Donald Trump, de construir un muro en la frontera con México.

El primer texto, respaldado por Trump y que contemplaba fondos para el muro y medidas migratorias, recibió 50 votos a favor y 47 en contra. Para ser aprobado, necesitaba un mínimo de 60 en la cámara alta, de 100 miembros.

El plan de los demócratas, que proponía dar financiamiento al gobierno hasta el 8 de febrero mientras se debate sobre seguridad fronteriza, también fracasó, con 52 votos a favor y 44 en contra.

Demócratas y republicanos están en un punto muerto en las negociaciones sobre el presupuesto federal debido la insistencia de Trump de destinar 5.700 millones de dólares para erigir un muro en la frontera con México, que los opositores se niegan a financiar.


«Muy sencillo, sin un muro no funciona», escribió el mandatario en Twitter este jueves, en un mensaje dirigido a la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi. «¡No cederemos!».

Sin acuerdo, los presupuestos de algunas agencias están bloqueados desde el 22 de diciembre, lo que afecta directamente a centenares de miles de empleados públicos que no reciben su sueldo.

La parálisis política en Washington, que enfrenta al presidente con Pelosi, obligó a Trump a postergar sin fecha determinada su discurso sobre el Estado de la Unión.


«Haré el discurso cuando el shutdown termine. No busco otro lugar para el discurso del Estado de la Unión porque no hay otro lugar que pueda competir con la historia, la tradición y la importancia de la Cámara de Representantes», tuiteó el mandatario la noche del miércoles.

Según Trump, ese «gran» discurso, que estaba previsto originalmente para el próximo martes, tendrá lugar «en un futuro próximo».

En una breve carta, Pelosi dijo el miércoles que la Cámara de Representantes «no autorizaría» el discurso presidencial mientras no se abrieran las dependencias federales afectadas por la parálisis presupuestaria.