Comisión de Constitución aprueba Bicameralidad

La Comisión de Constitución aprobó ayer el regreso a la bicameralidad del Poder Legislativo, al establecer que estará integrado por dos cámaras: Cámara de Senadores y Cámara de Diputados.

De los 17 congresistas que participaron de la sesión, 13 votaron a favor y 4 se abstuvieron. No hubo ningún voto en contra. Se pronunciaron a favor los congresistas Miguel Castro Grández, Mario Mantilla, Luis Galarreta, Tamar Arimborgo, Úrsula Letona y Gilmer Trujillo de Fuerza Popular, Gilbert Violeta y Patricia Donayre (PPK),Javier Velásquez (CPA), Marisa Glave (NP), Yonhy Lescano (AP), Gino Costa (NA) yMarisol Espinoza (APP).

Se abstuvieron Marco Arana (FA), Lourdes Alcorta, Nelly Cuadros y Luz Salgado de Fuerza Popular.

La decisión modifica el Artículo 90° de la Constitución Política del Perú y señala que “El Poder Legislativo reside en el Parlamento de la República, el cual está integrado por dos cámaras, la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados”.

Previamente, en una maratónica jornada, los integrantes de la Comisión de Constitución y Reglamento, que encabeza la congresista Rosa María Bartra (FA) escucharon a especialistas y el constitucionalista Enrique Bernales, coincidiendo en la necesidad de que un Congreso Bicameral debe mejorar la efectividad, la eficiencia y la representatividad.

Puntos de vista

En el debate, previo a la aprobación, parlamentarios de diversas bancadas se pronunciaron respecto de la propuesta de reforma constitucional para restablecer la bicameralidad, tras la presentación de los especialistas en temas constitucionales.

Al respecto, la congresista Lourdes Alcorta (FP) opinó que el sistema de lista cerrada y bloqueada es enemigo de la democracia y respecto del voto facultativo dijo que no coincide con el constitucionalista Enrique Bernales. “No sé si el Perú está preparado”, observó.

Por su parte, el congresista Mario Mantilla (FP) dijo que estaba de acuerdo con la participación de la mujer y las comunidades campesinas, pero observó que sería difícil regular este punto porque podría ser discriminatorio y atentar con el derecho a la igualdad y de elegir y ser elegido.

“En una lista puede haber hombre y mujer, pero qué pasaría si la población de Tacna quiere elegir un varón y se impone que tiene que ir hombre y mujer, se generaría un problema si esa región solo tiene posibilidad de elegir a un representante, como es el caso de Madre de Dios”, dijo el legislador.

A su turno, el legislador Mauricio Mulder advirtió que la única manera para asegurar que los futuros senadores o diputados tengan una representación proporcional, en lo que se refiere a género, sería que fueran por lista cerrada, sin voto preferencial, incluida la paridad.

“Pero esa lista cerrada tiene el gran riesgo de que los que van en la parte final de la lista van de relleno y por eso tenemos que manejar fórmulas más ingeniosas”, subrayó el legislador.

El congresista Marco Arana (FA) reflexionó sobre el enunciado de Bernales de que “ningún pueblo puede quedarse sin representación” y expresó su preocupación por cómo conseguir ello cuando el tema que nos ocupa hoy es el debate de la bicamenralidad.

“Por ejemplo, el senado norteamericano siendo un Estado federado resolvió este problema colocando dos senadores por cada Estado independientemente del tamaño de su población. En el caso peruano hay un desequilibrio muy grande que tiene que ver con un centralismo muy grande y puede terminar distorsionando la representatividad por circunscripciones”, expresó al legislador, y se preguntó si ese modelo no sería lo más conveniente para el caso peruano sin ser un Estado Federado, es decir, “dos representantes independientemente de si Lima tiene más habitantes que Tumbes”.

Sobre la bicameralidad –dijo- aparece como un sistema de elitización de la representación en un país donde aún hay discriminación de ciudadanos de primera y de segunda. “Una cámara de senadores es una especie de notables como si los diputados no fueran notables”, dijo Arana.

A su turno, el congresista Gilbert Violeta (PPK) opinó que la renunciabilidad al cargo parlamentario podría ayudar en los supuestos donde haya crisis y permita una salida política considerando que todas las listas permiten suplentes, en tanto que respecto de la renovación del parlamento por mitades- dijo- es un mecanismo que podríamos utilizar también para analizar y revisar.

Por su lado, el congresista Mauricio Mulder (CPA) observó que la existencia de las dos cámaras, para que pueda ser explicada de manera adecuada a la población, se tiene que enfatizar lo distinto que hacen cada una de ellas porque no es que sea el mismo Congreso dividido en dos.

“Las cámara de diputados tienen por excelencia la presentación de iniciativas legislativas: es cámara política, acusa, investiga y ejerce una representación más específica por provenir de regiones y eso no haría el senado elegido por distrito nacional único cumpliendo funciones de ratificar tratados, nombrar altos funcionarios, revisar las acusaciones hechas en la cámara de diputados y formular la acusación final ante el Ministerio Público”, dijo el legislador.

El Congresista Yonhy Lescano (AP) advirtió que independientemente de si hay una o dos cámaras el problema es la calidad de parlamentarios que están ingresando al Congreso.

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *