EsSalud: noni y cocona ayudan en tratamiento de cáncer y diabetes

Por sus propiedades medicinales, plantas como el noni, la cocona y la flor de arena son aliadas en el tratamiento del cáncer, la diabetes y la infección urinaria, respectivamente, sostuvo ayer el gerente del Hospital III de EsSalud de Iquitos (Loreto), Luis Celis Escudero.

Resaltó que el equipo de investigadores del Instituto de Medicina Tradicional (Imet) ha logrado avances importantes en la búsqueda de una cura eficaz para la diabetes, el cáncer y la insuficiencia renal.

“Estamos trabajando 20 años para revalorar a la medicina tradicional y creo que hemos llegado a un estándar en el que estamos capacitados para lograr la calificación y nivel de medicina científica, que darán soluciones a enfermedades como la diabetes, insuficiencia renal; respecto al cáncer, los estudios se han profundizado esperando resultados a mediano plazo”, resaltó.

Señaló que para muchos pacientes con cáncer y otras enfermedades terminales, el instituto es la última alternativa para vencer al mal que los aqueja, ya que se les ha dado el tratamiento de la medicina experimental, con respeto a las indicaciones de la medicina científica, con resultados esperanzadores.

“Como científico yo no puedo decir que se ha curado un cáncer. Hemos tenido resultados muy alentadores. Los productos utilizados los estamos sometiendo a un proceso de validación científica, para emplearlos con un criterio más especializado”, precisó.

En su opinión, la investigación en el campo de la salud no va a terminar nunca, porque hay enfermedades emergentes. “Hay casos, como los presentados en pacientes renales, que para nosotros son desafíos en los que debemos seguir trabajando”, comentó.

Al referirse al cáncer, indicó que no basta con prevenirlo, ya que “una vez identificado hay que buscar una solución”.

Propiedades curativas

Señaló que una planta a la que debemos mirar con atención por sus propiedades curativas es el noni, y que “hay otras plantas que podemos usar diariamente para mejorar nuestros problemas de salud”.

Puso también como ejemplo las bondades del achiote como desinflamatorio y plantas para prevenir la infección de las vías urinarias, como la flor de arena. “Tenemos un Centro de Medicina Alternativa y por el respeto que tenemos a la medicina natural y a nuestros pacientes, seguiremos probando para que los asegurados tengan una disciplina de vida”, remarcó.

“Estamos en la viada para dar el gran salto. Nosotros iniciamos este tratamiento con medicina alternativa con 10 pacientes y ahora son más de mil. Algunos nos ayudan en la atención, porque han sido beneficiarios”, destacó.

El doctor Celli sostuvo que en el Imet no solo se ha volteado la mirada hacia el pasado peruano sino también hacia la historia de otras culturas ancestrales, como la china, con el tratamiento de la acupuntura o el taichi.

Precisó que el mayor peso de la investigación en el campo de la diabetes está centrado en plantas como la cocona y que se experimenta en animales como la rata, a las que se les induce a la diabetes y se les da tratamiento.

“Para muchos, la medicina alternativa ya no es el plan B sino el plan A, porque es la que les mantiene viva su esperanza”, resaltó.

Jardín botánico

El ingeniero Jorge Isaac Villacrés Vallejo, jefe de Control de Calidad del Instituto de Medicina Tropical, señaló que en este imaginario edén no solo se aprovecha el máximo lo que la naturaleza nos da sino el conocimiento transmitido de generación en generación.

“Si no fuera por este conocimiento ancestral, no tendríamos ninguna información básica. No sabríamos para qué es buena cada planta”, precisó.

Indicó que en el jardín botánico del Imet se trabaja, básicamente, con planteas como el noni (anticancerígeno), cacao (especies amarilla y morada. Sin azúcar, ideal para diabéticos), condorcillo (contra el asma), ayahuasca, chacruna (prepara el estómago para tomar la ayahuasca), curcuna (alimento funcional, ideal para luchar contra la anemia).

Además, con el chiri sanango (para combatir el frío, para evitar la hipotermia), barbasco (para envenenar el agua), clavo huasca (variedad de la canela), flor de arena (para el tratamiento de la próstata).

También con el sacha anestesia (contra los dolores muy fuertes), achiote (efectivo antiinflamatorio, ideal para contracturas musculares), menta dulce (contra la diabetes), paico (para eliminar lombrices).

Uno de objetivos a corto plazo es hacer un centro de producción de sacha inchi, uña de gato, sangre de grado.

El ingeniero Villacrés adelantó que algunos productos elaborados sobre la base de plantas ya han sido validados científicamente y que serán colocados pronto en el mercado nacional.

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *