Población continúa arrojando basura en lugares públicos -Algunas alternativas serían concientizar a ciudadanos, colocar contenedores o imponer multas a infractores.

El problema de la basura no tiene cuándo acabar. Las bolsas con desechos sólidos no sólo se observan en las calles céntricas, sino también en el ingreso a la ciudad de Ica.

Desde Guadalupe hasta la Av. Arenales, que es la ruta principal de acceso al centro de la Villa de Valverde, se observan montículos de basura que nos pone muy mal ante los ojos de los turistas, quienes a la vez son los ojos del mundo.

Esta situación de basura y polución no solamente afecta el turismo, sino que también contamina el medio ambiente, exponiéndonos a contraer una serie de enfermedades.

Los alcaldes de Salas y de Subtanjalla deben esforzarse por mantener limpios los tramos de la carretera Panamericana Sur que están en sus jurisdicciones; a la vez, emprender campañas cívicas para que la población contribuya en el mantenimiento de la limpieza pública.

En cuanto a la ciudad de Ica, hace más de seis meses la municipalidad provincial solucionó el conflicto que mantenía con la concesionaria Diestra SAC, pero la población continúa arrojando sus desperdicios en la vía pública, sin esperar el horario en que circulan los camiones compactadores.

Por lo tanto, también amerita una campaña de concientización, a fin de que la población comprenda que la basura en la calle nos afecta a todos y que, por lo tanto, debe respetar los horarios establecidos por la concesionaria de limpieza Diestra SAC.

Existen puntos como la calle Castrovirreyna (frente al SUTEP), prolongación Salaverry (cerca de la Región Agraria), calle Puno (frente al mercado Modelo), entre otros que por la costumbre se han convertido en botaderos. Por más que se limpie, siempre se observan allí montículos de basura.

Si la municipalidad no puede corregir el problema imponiendo multas a los infractores, ya es tiempo que vea la forma de darle una solución, pudiendo colocar contenedores para que así el ornato público no se vea afectado.


Daniel Bravo Dextre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *