COLUMNA DE JOSÉ CASTRO SILVA : ¿Qué será de nuestro festival?

Con mucho dolor e ira contenida, los iqueños podemos apreciar cómo cada año nuestro “Festival Internacional de la Vendimia Iqueña” viene disminuyendo en interés y trascendencia, porque consideramos que ya no es una fiesta del pueblo, cuya razón fundamental es celebrar la cosecha o recojo de la uva que se conoce como “vendimia” y que da nombre al festival.

La calidad e importancia tan venida a menos en esta importante celebración, que sólo es superada por las fiestas de nuestro Señor de Luren, se debe sin ninguna duda a la improvisación, a la incapacidad y/o a los intereses subalternos de quienes tienen la responsabilidad de organizar nuestra gran fiesta y, como resultado de ello, hemos tenido fracasos como actividad cultural y fracasos como actividad económica. Conclusión: fracaso total.

Lo fundamental de esta celebración vienen a ser los licores y las bebidas derivadas de la uva, como son el pisco, en sus diferentes variedades; los vinos diversos y la famosa y tradicional “cachina” que resulta ser la preferida por los concurrentes propios y foráneos, especialmente los extranjeros.

Los iqueños hemos planteado y luchado siempre para que, durante el festival, en el Campo Ferial no se expenda otro tipo de licores que no sean los derivados de la uva, pero más puede el poder del dinero y casi siempre esta iniciativa cae en letra muerta, desnaturalizando el verdadero espíritu de esta importante festividad.

Otros de los aspectos que resultan preocupantes son las actividades y los espectáculos artísticos que se presentan y que muchas veces no concuerdan con el espíritu de nuestro festival, que es mostrar lo nuestro a través de ferias de productos derivados de la uva, de ejemplares animales de la región, exposiciones de pinturas y esculturas relacionadas con Ica, sus danzas, su campiña y sus festividades, la gastronomía tan variada con que contamos, así como la artesanía que se produce en los diferentes pueblos de nuestra región.

Felizmente, este año la organización del Festival ha sido transferida a la empresa privada y con ello por lo menos nos deja la tranquilidad de que no habrán pérdidas económicas como ha venido ocurriendo casi todos los últimos años, y que han tenido que ser asumidas por la municipalidad, o sea por los iqueños.

Recomendamos a nuestro iqueño general P.N.P Luis Bisso Pun que, con su comando, elabore un buen Plan de Seguridad Ciudadana que garantice la tranquilidad del pueblo.

Mejor si ese plan es coordinado con el Serenazgo municipal.

joethelwoldo@hotmail.com

              COL. 046

 

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *