Reserva San Fernando: un lugar donde confluyen los Andes y el mar

Ubicada a una hora de la ciudad de San Juan de Marcona, provincia de Nasca, región Ica, la Reserva Nacional San Fernando es un lugar único donde los Andes y el mar confluyen para dar paso a un escenario de majestuosas playas y un mágico desierto.

San Fernando es un área marino-costera que cuenta con 7 ecosistemas. Como atractivos principales se aprecian lobos marinos y pingüinos; en el desierto se pueden encontrar guanacos, que desde la sierra llegan al lugar para alimentarse del Tillandsial, especie vegetal típica de zonas áridas y que es la principal fuente de alimento de estos animales que migran hasta la Reserva.

Esta área natural protegida es refugio de una diversidad de especies, siendo las más representativas el guanaco, los lobos marinos y el impresionante cóndor andino.

Un punto imperdible durante la visita a la Reserva Nacional San Fernando es Punta Gallinazo, lugar de avistamiento de formaciones rocosas como la catedral y hogar de grandes colonias de lobos marinos y pingüinos. De igual manera la ensenada San Fernando, en donde se puede disfrutar de la playa y observar la diversidad biológica de la zona.

En la bahía se puede apreciar el vuelo del cóndor andino sobre las dunas doradas y su acercamiento al océano Pacífico. También se puede disfrutar de la presencia de los guanacos, una especie de los camélidos sudamericanos.

La Reserva Nacional San Fernando concentra una variada diversidad biológica marina y marino-costera: pingüinos de Humboldt, zarcillos, pelicanos, la nutria marina, ostreros, lobos marinos.

Extensión e importancia ecológica

Esta importante zona ecológica tiene una extensión de 154,716.37 hectáreas. Su temperatura promedio oscila entre los 17 y 23 grados Celsius.

Esta área natural protegida, ubicada al sur de nuestra región, comprende dos sectores muy diferentes entre sí. En el lado norte se encuentra una zona relativamente accesible, conformada por las desembocaduras de los ríos Ica y Grande, que le brindan vida el gran desierto iqueño con sus bosques ribereños. En el lugar se encuentran también algunas playas de arena donde se forman humedales estacionales cercanos a la Punta Caballas.

La parte sur comprende la ensenada de San Fernando, las lomas costeras y los inaccesibles acantilados del cerro Huasipara. Este cerro es el más alto de la costa peruana, con 1,790 metros sobre el nivel del mar.

La ensenada de San Fernando es la zona protagonista del área protegida, es un accidente geográfico único en el litoral peruano. Está conformado por dos puntas o penínsulas que se proyectan en el mar y que están muy cercanas entre sí (de manera paralela) con un gran islote en el centro.

El acceso a este lugar se da por el sector de Punta Caballas, que es la playa más hermosa de la reserva, donde se puede practicar deportes náuticos y pesca deportiva. El segundo ingreso es por el kilómetro 477 de la Panamericana Sur, donde se puede observar el desierto costero y los de lomas y filanciales.

San Fernando fue creada el 9 de julio del 2011 mediante Decreto Supremo Nº 015-2010-Minam. La Reserva Nacional se ubica en parte de los distritos de Santiago (provincia de Ica), así como Changuillo, Nasca y Marcona (provincia de Nasca).

La Reserva es la segunda área natural protegida, después de la Reserva Nacional Paracas, que protege áreas marítimas en una zona donde los afloramientos en el mar y la diversidad biológica resultante, las corrientes marinas, los bosques relicto, las lomas, los arrecifes y demás accidentes geográficos, los vientos, la belleza paisajística, los valores arqueológicos y el aislamiento, se concentran, originando lugares prioritarios para la conservación.

¿Cómo llegar?

1ª opción: Desde Ica hasta el desvío a Changuillo (km 410) es 107 km (2 horas), después se continúa paralelo al río “Grande” por unos 50 km hasta Puerto Caballas.

2ª opción: Desde Ica hasta el distrito de Marcona: 230 km (3 h y 30 min) y desde Marcona a la Reserva Nacional de San Fernando (RNSF) es aproximadamente 17 km (afirmada hasta la garita de Shougang Hierro Perú) y de ahí; 45 min a la RNSF (trocha carrozable).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *