COLUMNA DE JOSÉ RAMOS : 1998 – 2018 29 de enero: 20 años después

¿Los iqueños atesoramos el tiempo?

Hoy se cumplen veinte años de aquella fecha trágica para los iqueños, el 29 de enero de 1998.

Hoy, a 20 años, ¿quién sabe si para algunos no signifique nada?

¿Quizás, para otros pasará inadvertida esta fecha?

¿O usted amigo guarda el recuerdo de aquellos largos minutos que cambiaron la historia de una ciudad, un 29 de enero de 1998, que se vio envuelta en lodo, agua, miedo y desesperación?

Sin duda alguna ¿los iqueños sabrán atesorar esas dos décadas transcurridas en el diario vivir del día – día?

Decimos esto porque luego de haber pasado seis administraciones municipales, regionales y un racimo de congresistas, ¿podemos valorar el tiempo transcurrido?

Siempre tendremos que preguntar -y esto va para los desmemoriados- ¿cuáles han sido los sucesos más trágicos de nuestra ciudad?:

La continua crisis de representación en las instituciones, o los desastres naturales ocurridos, como el sismo de Nasca del 12 de noviembre de 1996, o las inundaciones del 08 de marzo de 1963 y la del 29 de enero de 1998, ¿o el terremoto del 15 de agosto del 2007?

¿Qué podremos responder?

¿Qué nos pueden haber dejado estos veinte años para el mañana de hoy?

Podrán decir que Ica es una ciudad moderna, que es uno de los principales centros de atención y demanda de servicios de todo tipo y de búsqueda de desarrollo personal, familiar, comercial, laboral, educativo, región agro exportadora, “agua las veinticuatro horas”, etc., entre otras bondades.

¿Y cómo están nuestras calles? ¿Hacia dónde crecimos?

¿Crecimos para dentro o para fuera, o crecieron los bolsillos de los inversionistas, empresarios, que han hecho de la política el crecimiento de sus negocios?

A veinte años, ¿tenemos una ciudad con proyección planificada para otros veinte años?

Actualmente, nuestra tierra se encuentra organizada en base a matrices culturales formadas en el tiempo a raíz de los procesos migratorios, y la ciudad en construcción es una ciudad sin proyección ni horizonte alguno, donde se busca el desarrollo personal, familiar, comercial, laboral, educativo, cada vez más personificado.

De la ciudad como construcción social para vivir y asentarse en busca de confort y descanso social, ciudad para el futuro, ¡No!

Somos una ciudad sin planificación y sin orientación, gracias a una larga crisis de gestión municipal, donde vienen pasando administraciones tras administraciones con el récord de que, a veinte años, ya son seis administraciones que vienen administrando la municipalidad provincial de Ica: Carlos Ramos Loayza, Oscar Sánchez Dulanto (+), Luis Oliva, Mariano Nacimiento Quispe, Mariano Nacimiento – Javier Martínez, Carlos Ramos Loayza – Javier Cornejo Ventura.

¿Y qué tenemos?

Una ciudad donde la insatisfacción del incumplimiento de los servicios básicos en demanda es constante: seguridad, transporte público adecuado, -“el censo del sonso o el sonso del censo -, infraestructura básica para los servicios, cultura, diálogo, participación ciudadana; es decir, somos y seguiremos siendo los campeones de oportunidades desaprovechadas del pasado.

¿Los iqueños atesoramos el tiempo hoy, a veinte años de aquel 29 de enero de 1998?

¿Qué dicen ustedes amigos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *