En marzo se ejecutará el cambio integral de la red de desagüe de Huacachina

Los continuos afloramientos de las aguas residuales en Huacachina, que afectaron el entorno natural de nuestro balneario, serán parte del pasado.

Con una inversión cercana a los S/ 2 millones, la obra pondrá fin a los continuos colapsos del desagüe, confirmó el gerente general de Emapica, Juan Carlos Barandiarán Rojas.

El gerente general de Emapica, Juan Carlos Barandiarán Rojas, dio a conocer que la renovación integral de la red de alcantarillado en el balneario se iniciará en el mes de marzo, obra que pondrá fin a este grave problema del colapso de la red que, por su antigüedad de más de 50 años, no soporta la descarga proveniente de los hoteles y restaurantes, actividad comercial que se incrementó mucho en los últimos años.

Juan Carlos Barandiarán confirmó que, tras concluir con los estudios técnicos y el expediente técnico, se licitará la obra en el mes de febrero y en marzo se inicia el cambio de la red de desagüe en Huacachina, con una inversión de S/. 2´000,600, que se ejecutará en un plazo de 120 días.

Por las características y envergadura de esta obra, es considerada prioritaria y de interés para toda la población, ya que favorecerá un mayor flujo de turistas a nuestro principal atractivo turístico, considerado como el Oasis de América.

Los trabajos comprenden la rehabilitación de toda la red secundaria y el cambio de los buzones del balneario, así como una línea de impulsión que -a través de un colector- trasladará las aguas residuales a la planta de tratamiento de Cachiche, lo que también pone fin a la actual poza por donde son derivadas la aguas negras que no solamente contaminan la zona sino que, además, los fétidos olores llegan hasta el balneario. Precisamente se cambió de criterio para derivar las aguas residuales a la planta de tratamiento de Cachiche, lo que es una solución apropiada.

De otro lado, el gerente general de Emapica confirmó que este año se inician los estudios para la reutilización de las aguas residuales de la planta de tratamiento de Cachiche, con fines agrícolas.

“Es una medida adecuada y ahora, con la nueva norma, ha motivado el interés del sector privado para adquirir estas aguas residuales que, previamente tratadas, se destinen para la agricultura; es una buen adopción que a más tardar se ejecutará antes que termine el presente año”, remarcó.

Además, precisó que de los S/. 19 millones transferidos por la Sunass a la EPS Emapica, unos S/. 8 millones se destinaron a la rehabilitación y cambio de redes. La mayoría de estas redes y zonas de descarga colapsan precisamente por su antigüedad y falta de mantenimiento que viene de gestiones anteriores.

A todo ello se suman los recursos adicionales que se generaría en cuanto se implemente el nuevo plan tarifario que elabora la Sunass, que serán aplicados en los próximos cinco años. 


Mariano Rosales Vargas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *