Nora Barco renueva compromiso de fiscalizar gestión de Cillóniz

Fernando Cillóniz no la verá fácil en este último año que le queda de su gestión, pues el “ala dura” de los consejeros ha tomado las riendas del Consejo Regional para el periodo 2018.

Promete exigir productividad a funcionarios del GORE Ica.

En efecto, Nora Barco de Gotuzzo, al mediodía de ayer, juramentó como consejera delegada del Consejo Regional de Ica, reafirmando su compromiso de ejercer una “fiscalización minuciosa, detallada, exigente y veraz”, velando por los intereses de toda la región.

Nora Barco, quien es hija del exalcalde acciopopulista José Barco Massa, prestó juramento ante el consejero delegado saliente, Víctor Hugo Tubilla Andía, con la presencia de ocho de nueve consejeros que componen el Consejo Regional.

No hay duda que Nora Barco influirá en sus colegas para que la secunden en algo que hizo desde el comienzo de esta gestión: fiscalizar al gobernador Fernando Cillóniz y a todos sus funcionarios; pero, sería un milagro del Hacedor que los haga más productivos.

Al igual que Cillóniz, los nueve se irán a sus casas el próximo 31 de diciembre sin haber aportado nada trascendente para el desarrollo de nuestra región, ya que no existe nada importante que pueda llenar de orgullo a esta gestión que se va.

Productividad

Nora Barco ha prometido que el Consejo Regional exigirá productividad a todos los funcionarios del Gobierno Regional, incluyendo a los directores sectoriales, donde los resultados en estos últimos tres años no han sido alentadores.

Juramentó como consejera delegada del Consejo Regional.

No es mala la idea de hacer en un año lo que no han hecho en tres años. Vale que lo intenten, porque, a decir verdad, le dieron mucha soltura a Cillóniz y a sus funcionarios limeños.

Esperamos que los nueve integrantes del Pleno, en lo que queda de la gestión, logren impulsar obras desde el Ejecutivo Regional, fiscalizando a los funcionarios para que cumplan con las metas previstas.

Además, si quieren pasar a la historia, por lo menos deben dejar saneado el conflicto limítrofe entre Chincha y Cañete. En tres años no se ha movido un solo papel y eso es censurable.


Daniel Bravo Dextre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *