Planta de Tratamiento de Ocucaje no está abandonada ni paralizada

El alcalde del distrito de Ocucaje, Pablo Alvites, ante las denuncias realizadas en los últimos días en el que se manifiesta que la Planta de Tratamiento de aguas residuales, que se encuentra en el distrito de Ocucaje, estaría abandona o seria inservible, ha salido al frente para desmentir y acotar algunas precisiones, y sean de conocimiento público.

Alcalde dice se trata de campaña de desprestigio.

Alvites Vicente manifiesta que dicha planta está totalmente operativa, al servicio de todos los usuarios que viven en todos los caseríos de Ocucaje que cuentan con sistema de alcantarillado, quienes están conectados, salvo el caserío de Pinilla porque las obras no están concluidas; por lo tanto, es falso que se diga que no se permite la conexión de los usuarios. “La cámara de rebombeo es automática, cada vez que se llena de agua se prende automáticamente, no es necesario que este prendida todo el día, quizás por eso dicen que no funciona, en ese caso hablan por desconocimiento, sin el debido sustento técnico”, dijo Alvites.

“Es más, en el mes de noviembre llegaron funcionarios del Ministerio de Vivienda para ver la posibilidad de conectar la tubería matriz de aguas residuales que proviene del distrito de Santiago hacia la Planta de Tratamiento de Ocucaje y no contaminen esa parte del distrito con los malos olores, y es muy posible que se haga realidad esta ampliación en los próximos meses; si no estuviera funcionando ¿para qué se vería esta posibilidad?, eso demuestra lo malévolo de esta campaña de desprestigio”, enfatizó.

Finalmente, el burgomaestre dijo que “el ANA ha verificado el perfecto funcionamiento de la mencionada planta, que está evitando la contaminación del suelo y agua de Ocucaje, entonces ¿de qué abandono o negligencia estamos hablando?”.

El alcalde Pablo Alvites, ante la interrogante de quiénes estarían detrás de esta campaña de desprestigio, dijo que hay autoridades que nunca ha estado en el distrito y que posiblemente han sido sorprendidos, como es el caso del congresista Miguel Elías Avalos, quien tuvo comentarios adversos a dicha obra. “Está bien que cumplan su labor de fiscalización y denuncien, pero que se haga con base y criterio técnico y no se dejen llevar por chismes y revanchismo político; cualquier interrogante estamos para absolverla y deslindar responsabilidades, esto es una difamación que no la voy a permitir, el que denuncie que dé la cara y no se haga en forma anónima, alegando que un agricultor denunció”, finalizó muy mortificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *