A. Ferrocarril ganó 81-52 a Clínicas Deportivas Sebastián Barranca venció 51-48 a Unión Edén Torneo Superior de Basket

Sebastián Barranca sufrió para ganarle al Unión Edén

Con dos emocionantes encuentros se cumplió la tercera fecha de la segunda rueda del Campeonato de Basket Superior Masculino. En esta oportunidad la fecha se caracterizó por la pésima actuación de los jueces en la conducción de los encuentros. Sus continuos errores eran como una bomba de tiempo que en cualquier momento podía explotar.

La gota que rebasó el vaso de agua se produjo durante el partido que apuraban los quintetos del Sebastián Barranca y Unión Edén. El cotejo estaba  bastante equilibrado y era obligación de los jueces tener buen tino para sancionar faltas. Lamentablemente ello no sucedió y se hicieron cobros inexistentes que motivaron las justas protestas de los jugadores.

Una supuesta falta de Jesús Ferreyra sobre un rival y un posterior técnico, también en su contra, motivó la airada protesta del jugador, quien aseguraba que no había reclamado para que le sancionaran el técnico. Su violenta reacción trató de ser controlada por sus compañeros, pero Ferreyra estaba excesivamente eufórico y no paró hasta llegar a la mesa de control para increpar duramente a los jueces.

Unión Edén reverdeció tradicional rivalidad con Barranca

Ahí no paró el conflicto. Ferreyra regresó desde su zona y les arrojó a los jueces un objeto con agua. Los jueces hicieron mutis y después de algunos minutos de suspensión, prosiguió el partido. A Jesús Ferreyra lo conocemos desde muy niño y nunca durante su participación en los torneos locales, hasta que emigró a Lima, nunca, pero nunca, le vimos una actuación como la de la noche del jueves pasado. Siempre se mostró como un jugador muy correcto, respetuoso y de excelente nivel de juego. No aprobamos su reacción, pero gran parte de culpa la tienen los continuos errores arbitrales.

Volviendo a la fecha jugada, Atlético Ferrocarril sigue su marcha hacia el bicampeonato. Los dirigidos por Renán Piccone volvieron a mostrar su ataque demoledor y dieron cuenta de Clínicas Deportivas venciéndolo por 81-52. Los ferroviarios tienen dos equipos que son rotados continuamente y ello les da una gran ventaja ante rivales que no tienen la experiencia y el roce para esta clase de competencias. Clínicas Deportivas, si bien tiene un buen ataque, descuida su defensa y esa deficiencia era aprovechada por los chacales para lanzar balones largos que se convertían en celebradas canastas. Los parciales fueron: 21-13, 44-20, 67-35, 81-52.

En el estelar, en otra versión del Clásico Iqueño, Sebastián Barranca tuvo que apelar a todos sus recursos para poder superar en el último cuarto a su tradicional rival, Unión Edén por 51-48. Desde el primer cuarto, el partido fue tremendamente disputado. Las canastas  se sucedían en ambos tableros. El primer cuarto lo ganaron los edenistas por 10-6. Los barranquinos en el segundo cuarto, reaccionan y lo ganan con una ventaja de cinco puntos 23-18.

En la parte complementaria, aumenta la intensidad del partido. Unión Edén con jugadas rápidas y lanzamientos de tres puntos contrarrestas el juego de su rival y se apoderan del tercer cuarto ganándolo por 38-35. El último cuarto era el decisivo. Barranca ya no contaba con el concurso de Jesús Ferreyra y tampoco de Ángelo Carignano que había salido por límite de faltas. Estas ausencias no amilanaron a los sabios y por el contrario les sirvió de incentivo para seguir luchando por la victoria que al final pudieron conseguir por 51-48. Sin dudas que la tradicional rivalidad entre edenistas y barranquinos sigue vigente a pesar de los años transcurridos.


Por José Luján Loza

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *