Valiosas piezas y estructuras del Santuario de Luren son restauradas por especialistas Construcción del nuevo templo culminará en diciembre del próximo año.

Patrimonio a buen recaudo

Sus bellos vitrales de origen italiano elaborados con una técnica espectacular, molduras cubiertas de pan de oro, pedazos de mármol, así como sus pinturas que adornaban las bóvedas del antiguo tempo de Luren, son restaurados por especialistas y artistas de la Escuela de Bellas Artes, luego de ser retirados cuidadosamente del templo destruido por el terremoto del 2007.

La arquitecta y especialista en conservación y patrimonio, Patricia Navarro, confirmó que todas estas piezas serán colocadas nuevamente en la nueva construcción sismo-resistente del Templo, que ejecuta el Consorcio Señor de Luren, integrado por IVC Contratistas Generales y Cosapi, con una inversión de más de S/. 30 millones, financiado por Shougang Hierro Perú mediante la modalidad de Obras por Impuestos.

“Aquí hay mucho valor patrimonial, la piezas que han sido retiradas cuidadosamente son de principios del siglo pasado y han sido elaboradas por artesanos y artistas,”, reveló la especialista.

El taller, acondicionado especialmente en la parte posterior del templo, es el laboratorio principal donde confluyen los especialistas en su diaria labor de restaurar las valiosísimas piezas y cada una de las molduras y ornamentos debidamente codificados.

Mientras en los exteriores y a poco más de un mes del inicio de los trabajos de construcción del nuevo templo, decenas de trabajadores realizan movimientos de estructura y de tierra durante la construcción del nuevo templo del Señor de Luren.

Al respecto, su nueva estructura tendrá una nave central y dos laterales que serán de evacuación; es decir, será mucho más grande pero conservando su diseño original.

Se construirá un nuevo paseo peatonal en los exteriores del templo y, conjuntamente con la restauración de los portales seriamente dañados por el sismo, se incorporarán a todo el ambiente urbano monumental.


Mariano Rosales Vargas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *