Municipalidad de Ica rindió homenaje a Mariano Santos Mateos, héroe de la Policía Nacional del Perú

137º Aniversario de la Batalla de Tarapacá

A las diez de la mañana de ayer se realizó la ceremonia de homenaje al Gran General de la Policía Nacional del Perú, Mariano Santos Mateos; ceremonia organizada por la VIII Macro Región Policial Ica – Ayacucho en el Parque Mariano Santos Mateos, en la Urb. San Isidro, en el día central del 137º Aniversario de la Batalla de Tarapacá.

El Crnl. PNP Danny Gabriel Rolando Valderrama, jefe de la División de Orden y Seguridad de la Región Policial de Ica, presidió el acto protocolar, en representación del Gnrl. PNP Jesús Moisés Ríos Vivanco, director de la VIII Macro Región Policial. El Ing. Carlos Aquino Oré, regidor provincial, en representación del Ing. Javier Cornejo Ventura, alcalde provincial de Ica, entregó una hermosa ofrenda floral Escudo de Ica, ante el monumento de El Valiente de Tarapacá. La señora regidora María Laura Yllescas Wong integró la delegación representativa de la comuna iqueña, que rindió homenaje a los héroes de la Batalla de Tarapacá.

La batalla de Tarapacá fue una acción bélica que se desarrolló en la localidad homónima el 27 de noviembre de 1879, durante la campaña terrestre de la Guerra del Pacífico. Se enfrentaron fuerzas chilenas y peruanas, saldándose la batalla con la victoria de estas últimas. Tras el desembarco en Pisagua, el 2 de noviembre de 1879, el ejército chileno de operaciones inició una serie de penetraciones al interior del departamento peruano de Tarapacá para consolidar sus posiciones y asegurar las vías de comunicación y suministros.

El 27 de noviembre de 1879, un puñado de valientes peruanos se enfrentaron al ejército invasor, donde se produjo la poco difundida acción heroica del Guardia Civil Mariano Santos Mateos, perteneciente al batallón de Guardias de Arequipa, quien pasó a la historia por un acto valeroso, espontaneo y decisivo, que consistió en arrebatar el estandarte o bandera de guerra del ejército enemigo, en el fragor del combate y en medio de una tenaz lucha de cuerpo a cuerpo.

Es entonces cuando aparece en escena el batallón de Guardias de Arequipa, quienes raudamente van abriéndose paso con las bayonetas puestas en los fusiles, porque ya no había cartuchos. Entre ellos surge la figura del Guardia Civil Mariano Santos Mateos, quien ataca decididamente y avanza luchando cuerpo a cuerpo hasta llegar ante el abanderado chileno y, en lucha titánica, logra arrebatar el estandarte o bandera de guerra del contendor. Luego, con voz enérgica como la que aflora en momentos apoteósicos, gritó: ¡Viva el Perú!, levantando y mostrando el estandarte enemigo, salpicado por la sangre de sus compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *